Recetas tradicionales

Beba a su manera a través de un tour urbano del vino en Argentina

Beba a su manera a través de un tour urbano del vino en Argentina

A medida que sus vinos ganan popularidad, los argentinos apuestan por nuevos lugares para degustaciones.

No es ningún secreto que Vinos argentinos, como el malbec, están fascinando al mundo y popularizando un gran lugar de vacaciones. Pero en lugar de ir a la región vinícola de Mendoza, ¿por qué no quedarse en el centro urbano del país, Buenos Aires?

La BBC toma nota de un tipo diferente de cata de vinos, sucediendo mañana y cada tercer viernes del mes, el Tour del vino Urbano. Ubicada en el distrito de Monserrat de Buenos Aires, la ruta del vino es un "circuito de espacios poco convencionales": iglesias, museos, hoteles, tiendas de ropa y librerías. Comience en el histórico "Bloque de luces", lleno de iglesias y colegios jesuitas barrocos del siglo XVII, y recorra el vecindario mientras saborea pinot noirs y malbec.

¿La mejor parte? Eres libre de vagar como quieras; el anfitrión le da un mapa de lugares de degustación más una copa de vino de cristal italiano, y usted se va a explorar el vecindario por su cuenta. El costo es de 130 pesos argentinos, o unos 30 dólares. (Te quedará más que suficiente para llevar algunas botellas a casa).


Por qué necesita saber sobre este legendario vino argentino

El secreto está oficialmente descubierto: el mundo está obsesionado con los vinos de Argentina. En los últimos años, la nación sudamericana se ha convertido en el quinto productor de vino más grande del mundo, y gran parte de ese vino se produce en Mendoza, una región enclavada en las estribaciones orientales de la Cordillera de los Andes. Con un suelo aluvial arenoso que descansa sobre arcilla, el área tiene cuatro estaciones distintas pero sin temperaturas extremas. Es un lugar ideal para que florezcan las vides.

Pero un enólogo mendocino, Trapiche, se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina, pero eso no es todo lo que Trapiche puede hacer. Una amplia oferta combinada con una historia única hacen de esta bodega una de las más importantes del país. ¿Necesitas una prueba? Aquí encontrará todo lo que necesita saber sobre Trapiche.

Trapiche se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina.

Tiene una gran historia de fondo

La historia de la bodega se remonta a 1883, cuando Tiburcio Benegas se instaló por primera vez en la localidad de Godoy Cruz. Benegas tuvo un gran impacto en toda la región: presionó para construir un ferrocarril que uniera Mendoza con Buenos Aires, lo que finalmente hizo explotar las exportaciones de la región. También fomentó la producción de vinos finos, porque las cosechas mal hechas no sobrevivirían al viaje a la capital. Por si eso no fuera suficiente, Benegas también se desempeñó como gobernador provincial de Mendoza. Mientras desempeñaba este cargo, logró obtener un préstamo masivo para fundar el Banco de Mendoza, que financió la construcción de enormes presas y acequias en el río Mendoza para sostener un número creciente de plantaciones de viñedos. Los esfuerzos fueron tremendamente exitosos, allanando el camino no solo para Trapiche, sino también ayudando a sentar las bases para que Mendoza se convierta en la región vinícola más importante de Argentina.

Es la bodega más premiada de Argentina

No es para presumir ni nada, pero Trapiche se ha llevado a casa una buena cantidad de hardware brillante. En 2018, el crítico de vinos de fama mundial James Suckling otorgó a los Malbec Broquel y Oak Cask 2017 una puntuación impresionante de 92 y 91 puntos, respectivamente, mientras que Decanter Tasting otorgó al Medalla Malbec 2014 la friolera de 95 puntos. Trapiche & # 8217s 2014 y 2015 Cabernets, 2016 y 2017 Chardonnays y 2013 Cabernet Sauvignon tampoco son nada para estornudar: todos obtuvieron más de 90 puntos de los mejores críticos. Por supuesto, todos estos elogios solo arañan la superficie de los muchos premios de vino de Trapiche. (Estaríamos aquí todo el día si los revisáramos todos).

Gran parte del logro de Trapiche se debe a su talentoso director de enología Daniel Pi, quien guió en una nueva era de la elaboración del vino cuando se unió a las filas en 2002. Pi tiene las manos ocupadas, supervisa la producción de más de 200 millones de litros de vino cada uno. año.

Puedes beberlo en más de 80 países

¡Trapiche se mueve! Puede encontrar botellas, especialmente las Malbec, apodadas cariñosamente por los fanáticos como "El Malbec favorito del mundo", en países de todo el mundo, ya sea en China, Alemania o Sudáfrica. Parte de su popularidad se debe a la consistencia confiable de los vinos Trapiche a lo largo de los años, que se debe, en parte, al hecho de que obtiene uvas de un establo de más de 200 productores independientes. Independientemente de los problemas que enfrenten los productores en un año determinado, Trapiche aún puede seleccionar las mejores uvas del racimo (juego de palabras) y producir un producto fantástico.

Se adapta a cualquier presupuesto

No importa cómo lo corte, los vinos Trapiche ofrecen una buena relación calidad-precio. Botellas como el rico y picante Broquel Malbec son satisfactorias y están matizadas con notas ahumadas, frutas rojas y negras y minerales terrosos. Lo mismo ocurre con el Trapiche Cabernet Sauvignon, que tiene un precio asequible. Serás un héroe si lo llevas a tu próxima cena: el Cab Sauv de barriles de roble de colores vivos, uno de los favoritos en los últimos tiempos, cuenta con aromas de ciruela, bayas y un toque de regaliz. Fresco y limpio, contiene sabores de mora y chocolate.

Botellas como el rico y picante Broquel Malbec son satisfactorias y están matizadas con notas ahumadas, frutas rojas y negras y minerales terrosos.

Las uvas no se tratan con productos químicos agresivos

La sostenibilidad es una gran prioridad para Trapiche. Todos los productos químicos, herbicidas y fungicidas están prohibidos en los viñedos, el suelo se monitorea para detectar una actividad bacteriana saludable, las plantaciones se planifican cuidadosamente para maximizar la biodiversidad y los únicos fertilizantes permitidos son los desechos vegetales y animales naturales de las granjas que de manera similar evitan los productos químicos y las prácticas agrícolas nocivas. Pero la sostenibilidad es más que un tema de conversación de moda. Mantiene los viñedos sanos para que puedan seguir produciendo uvas de alta calidad año tras año.

Es un objetivo que Trapiche persigue constantemente. El Director de Enología Daniel Pi siempre está aprendiendo nuevas técnicas de otros líderes enólogos de todo el mundo para poder implementarlas en casa.


Por qué necesita saber sobre este legendario vino argentino

El secreto está oficialmente descubierto: el mundo está obsesionado con los vinos de Argentina. En los últimos años, la nación sudamericana se ha convertido en el quinto productor de vino más grande del mundo, y gran parte de ese vino se produce en Mendoza, una región enclavada en las estribaciones orientales de la Cordillera de los Andes. Con un suelo aluvial arenoso que descansa sobre arcilla, el área tiene cuatro estaciones distintas pero sin temperaturas extremas. Es un lugar ideal para que florezcan las vides.

Pero un enólogo mendocino, Trapiche, se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina, pero eso no es todo lo que Trapiche puede hacer. Una amplia oferta combinada con una historia única hacen de esta bodega una de las más importantes del país. ¿Necesitas una prueba? Aquí encontrará todo lo que necesita saber sobre Trapiche.

Trapiche se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina.

Tiene una gran historia de fondo

La historia de la bodega se remonta a 1883, cuando Tiburcio Benegas se instaló por primera vez en la localidad de Godoy Cruz. Benegas tuvo un gran impacto en toda la región: presionó para construir un ferrocarril que uniera Mendoza con Buenos Aires, lo que finalmente hizo explotar las exportaciones de la región. También fomentó la producción de vinos finos, porque las cosechas mal hechas no sobrevivirían al viaje a la capital. Por si eso no fuera suficiente, Benegas también se desempeñó como gobernador provincial de Mendoza. Mientras desempeñaba este cargo, logró obtener un préstamo masivo para fundar el Banco de Mendoza, que financió la construcción de enormes presas y acequias en el río Mendoza para sostener un número creciente de plantaciones de viñedos. Los esfuerzos fueron tremendamente exitosos, allanando el camino no solo para Trapiche, sino también ayudando a sentar las bases para que Mendoza se convierta en la región vinícola más importante de Argentina.

Es la bodega más premiada de Argentina

No es para presumir ni nada, pero Trapiche se ha llevado a casa una buena cantidad de hardware brillante. En 2018, el crítico de vinos de fama mundial James Suckling otorgó a los Malbec Broquel y Oak Cask 2017 una puntuación impresionante de 92 y 91 puntos, respectivamente, mientras que Decanter Tasting otorgó al Medalla Malbec 2014 la friolera de 95 puntos. Trapiche & # 8217s 2014 y 2015 Cabernets, 2016 y 2017 Chardonnays, y 2013 Cabernet Sauvignon tampoco son nada para estornudar, todos obtuvieron más de 90 puntos de los mejores críticos. Por supuesto, todos estos elogios solo arañan la superficie de los muchos premios de vino de Trapiche. (Estaríamos aquí todo el día si los revisáramos todos).

Gran parte del logro de Trapiche se debe a su talentoso director de enología Daniel Pi, quien guió en una nueva era de la elaboración del vino cuando se unió a las filas en 2002. Pi tiene las manos ocupadas, supervisa la producción de más de 200 millones de litros de vino cada uno. año.

Puedes beberlo en más de 80 países

¡Trapiche se mueve! Puede encontrar botellas, especialmente las Malbec, apodadas cariñosamente por los fanáticos como "El Malbec favorito del mundo", en países de todo el mundo, ya sea en China, Alemania o Sudáfrica. Parte de su popularidad se debe a la consistencia confiable de los vinos Trapiche a lo largo de los años, que se debe, en parte, al hecho de que obtiene uvas de un establo de más de 200 productores independientes. Independientemente de los problemas que enfrenten los productores en un año determinado, Trapiche aún puede seleccionar las mejores uvas del racimo (juego de palabras) y producir un producto fantástico.

Se adapta a cualquier presupuesto

No importa cómo lo corte, los vinos Trapiche ofrecen un buen rendimiento por su dinero. Botellas como el rico y picante Broquel Malbec son satisfactorias y están matizadas con notas ahumadas, frutas rojas y negras y minerales terrosos. Lo mismo ocurre con el Trapiche Cabernet Sauvignon, que tiene un precio asequible. Serás un héroe si lo llevas a tu próxima cena: el Cab Sauv de barriles de roble de colores vivos, uno de los favoritos en los últimos tiempos, cuenta con aromas de ciruela, bayas y un toque de regaliz. Fresco y limpio, contiene sabores de mora y chocolate.

Botellas como el rico y picante Broquel Malbec son satisfactorias y están matizadas con notas ahumadas, frutas rojas y negras y minerales terrosos.

Las uvas no se tratan con productos químicos agresivos

La sostenibilidad es una gran prioridad para Trapiche. Todos los productos químicos, herbicidas y fungicidas están prohibidos en los viñedos, el suelo se monitorea para detectar una actividad bacteriana saludable, las plantaciones se planifican cuidadosamente para maximizar la biodiversidad y los únicos fertilizantes permitidos son los desechos vegetales y animales naturales de las granjas que de manera similar evitan los productos químicos y las prácticas agrícolas nocivas. Pero la sostenibilidad es más que un tema de conversación de moda. Mantiene los viñedos sanos para que puedan seguir produciendo uvas de alta calidad año tras año.

Es un objetivo que Trapiche persigue constantemente. El Director de Enología Daniel Pi siempre está aprendiendo nuevas técnicas de otros líderes enólogos de todo el mundo para poder implementarlas en casa.


Por qué necesita saber sobre este legendario vino argentino

El secreto está oficialmente descubierto: el mundo está obsesionado con los vinos de Argentina. En los últimos años, la nación sudamericana se ha convertido en el quinto productor de vino más grande del mundo, y gran parte de ese vino se produce en Mendoza, una región enclavada en las estribaciones orientales de la Cordillera de los Andes. Con un suelo aluvial arenoso que descansa sobre arcilla, el área tiene cuatro estaciones distintas pero sin temperaturas extremas. Es un lugar ideal para que florezcan las vides.

Pero un enólogo mendocino, Trapiche, se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina, pero eso no es todo lo que Trapiche puede hacer. Una amplia oferta combinada con una historia única hacen de esta bodega una de las más importantes del país. ¿Necesitas una prueba? Aquí encontrará todo lo que necesita saber sobre Trapiche.

Trapiche se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina.

Tiene una gran historia de fondo

La historia de la bodega se remonta a 1883, cuando Tiburcio Benegas se instaló por primera vez en la localidad de Godoy Cruz. Benegas tuvo un gran impacto en toda la región: presionó para construir un ferrocarril que uniera Mendoza con Buenos Aires, lo que finalmente hizo explotar las exportaciones de la región. También fomentó la producción de vinos finos, porque las cosechas mal hechas no sobrevivirían al viaje a la capital. Por si eso no fuera suficiente, Benegas también se desempeñó como gobernador provincial de Mendoza. Mientras desempeñaba este cargo, logró obtener un préstamo masivo para fundar el Banco de Mendoza, que financió la construcción de enormes presas y acequias en el río Mendoza para sostener un número creciente de plantaciones de viñedos. Los esfuerzos fueron tremendamente exitosos, allanando el camino no solo para Trapiche, sino también ayudando a sentar las bases para que Mendoza se convierta en la región vinícola más importante de Argentina.

Es la bodega más premiada de Argentina

No es para presumir ni nada, pero Trapiche se ha llevado a casa una buena cantidad de hardware brillante. En 2018, el crítico de vinos de fama mundial James Suckling otorgó a los Malbec Broquel y Oak Cask 2017 una puntuación impresionante de 92 y 91 puntos, respectivamente, mientras que Decanter Tasting otorgó al Medalla Malbec 2014 la friolera de 95 puntos. Trapiche & # 8217s 2014 y 2015 Cabernets, 2016 y 2017 Chardonnays, y 2013 Cabernet Sauvignon tampoco son nada para estornudar, todos obtuvieron más de 90 puntos de los mejores críticos. Por supuesto, todos estos elogios solo arañan la superficie de los muchos premios de vino de Trapiche. (Estaríamos aquí todo el día si los revisáramos todos).

Gran parte del logro de Trapiche se debe a su talentoso director de enología Daniel Pi, quien guió en una nueva era de la elaboración del vino cuando se unió a las filas en 2002. Pi tiene las manos ocupadas, supervisa la producción de más de 200 millones de litros de vino cada uno. año.

Puedes beberlo en más de 80 países

¡Trapiche se mueve! Puede encontrar botellas, especialmente las Malbec, apodadas cariñosamente por los fanáticos como "El Malbec favorito del mundo", en países de todo el mundo, ya sea en China, Alemania o Sudáfrica. Parte de su popularidad se debe a la consistencia confiable de los vinos Trapiche a lo largo de los años, que se debe, en parte, al hecho de que obtiene uvas de un establo de más de 200 productores independientes. Independientemente de los problemas que enfrenten los productores en un año determinado, Trapiche aún puede seleccionar las mejores uvas del racimo (juego de palabras) y producir un producto fantástico.

Se adapta a cualquier presupuesto

No importa cómo lo corte, los vinos Trapiche ofrecen una buena relación calidad-precio. Botellas como el rico y picante Broquel Malbec son satisfactorias y están matizadas con notas ahumadas, frutas rojas y negras y minerales terrosos. Lo mismo ocurre con el Trapiche Cabernet Sauvignon, que tiene un precio asequible. Serás un héroe si lo llevas a tu próxima cena: el Cab Sauv de barriles de roble de colores vivos, uno de los favoritos en los últimos tiempos, cuenta con aromas de ciruela, bayas y un toque de regaliz. Fresco y limpio, contiene sabores de mora y chocolate.

Botellas como el rico y picante Broquel Malbec son satisfactorias y están matizadas con notas ahumadas, frutas rojas y negras y minerales terrosos.

Las uvas no se tratan con productos químicos agresivos

La sostenibilidad es una gran prioridad para Trapiche. Todos los productos químicos, herbicidas y fungicidas están prohibidos en los viñedos, el suelo se monitorea para detectar una actividad bacteriana saludable, las plantaciones se planifican cuidadosamente para maximizar la biodiversidad y los únicos fertilizantes permitidos son los desechos vegetales y animales naturales de las granjas que de manera similar evitan los productos químicos y las prácticas agrícolas nocivas. Pero la sostenibilidad es más que un tema de conversación de moda. Mantiene los viñedos sanos para que puedan seguir produciendo uvas de alta calidad año tras año.

Es un objetivo que Trapiche persigue constantemente. El Director de Enología Daniel Pi siempre está aprendiendo nuevas técnicas de otros líderes enólogos de todo el mundo para poder implementarlas en casa.


Por qué necesita saber sobre este legendario vino argentino

El secreto está oficialmente descubierto: el mundo está obsesionado con los vinos de Argentina. En los últimos años, la nación sudamericana se ha convertido en el quinto productor de vino más grande del mundo, y gran parte de ese vino se produce en Mendoza, una región enclavada en las estribaciones orientales de la Cordillera de los Andes. Con un suelo aluvial arenoso que descansa sobre arcilla, el área tiene cuatro estaciones distintas pero sin temperaturas extremas. Es un lugar ideal para que florezcan las vides.

Pero un enólogo mendocino, Trapiche, se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina, pero eso no es todo lo que Trapiche puede hacer. Una amplia oferta combinada con una historia única hacen de esta bodega una de las más importantes del país. ¿Necesitas una prueba? Aquí encontrará todo lo que necesita saber sobre Trapiche.

Trapiche se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina.

Tiene una gran historia de fondo

La historia de la bodega se remonta a 1883, cuando Tiburcio Benegas se instaló por primera vez en la localidad de Godoy Cruz. Benegas tuvo un gran impacto en toda la región: presionó para construir un ferrocarril que uniera Mendoza con Buenos Aires, lo que finalmente hizo explotar las exportaciones de la región. También fomentó la producción de vinos finos, porque las cosechas mal hechas no sobrevivirían al viaje a la capital. Por si eso no fuera suficiente, Benegas también se desempeñó como gobernador provincial de Mendoza. Mientras desempeñaba este cargo, logró obtener un préstamo masivo para fundar el Banco de Mendoza, que financió la construcción de enormes presas y acequias en el río Mendoza para sostener un número creciente de plantaciones de viñedos. Los esfuerzos fueron tremendamente exitosos, allanando el camino no solo para Trapiche, sino también ayudando a sentar las bases para que Mendoza se convierta en la región vinícola más importante de Argentina.

Es la bodega más premiada de Argentina

No es para presumir ni nada, pero Trapiche se ha llevado a casa una buena cantidad de hardware brillante. En 2018, el crítico de vinos de fama mundial James Suckling otorgó a los Malbec Broquel y Oak Cask 2017 una puntuación impresionante de 92 y 91 puntos, respectivamente, mientras que Decanter Tasting otorgó al Medalla Malbec 2014 la friolera de 95 puntos. Trapiche & # 8217s 2014 y 2015 Cabernets, 2016 y 2017 Chardonnays, y 2013 Cabernet Sauvignon tampoco son nada para estornudar, todos obtuvieron más de 90 puntos de los mejores críticos. Por supuesto, todos estos elogios solo arañan la superficie de los muchos premios de vino de Trapiche. (Estaríamos aquí todo el día si los revisáramos todos).

Gran parte del logro de Trapiche se debe a su talentoso director de enología Daniel Pi, quien guió en una nueva era de la elaboración del vino cuando se unió a las filas en 2002. Pi tiene las manos ocupadas, supervisa la producción de más de 200 millones de litros de vino cada uno. año.

Puedes beberlo en más de 80 países

¡Trapiche se mueve! Puede encontrar botellas, especialmente las Malbec, apodadas cariñosamente por los fanáticos como "El Malbec favorito del mundo", en países de todo el mundo, ya sea en China, Alemania o Sudáfrica. Parte de su popularidad se debe a la consistencia confiable de los vinos Trapiche a lo largo de los años, que se debe, en parte, al hecho de que obtiene uvas de un establo de más de 200 productores independientes. Independientemente de los problemas que enfrenten los productores en un año determinado, Trapiche aún puede seleccionar las mejores uvas del racimo (juego de palabras) y producir un producto fantástico.

Se adapta a cualquier presupuesto

No importa cómo lo corte, los vinos Trapiche ofrecen un buen rendimiento por su dinero. Botellas como el rico y picante Broquel Malbec son satisfactorias y están matizadas con notas ahumadas, frutas rojas y negras y minerales terrosos. Lo mismo ocurre con el Trapiche Cabernet Sauvignon, que tiene un precio asequible. Serás un héroe si lo llevas a tu próxima cena: el Cab Sauv de barriles de roble de colores vivos, uno de los favoritos en los últimos tiempos, cuenta con aromas de ciruela, bayas y un toque de regaliz. Fresco y limpio, contiene sabores de mora y chocolate.

Botellas como el rico y picante Broquel Malbec son satisfactorias y están matizadas con notas ahumadas, frutas rojas y negras y minerales terrosos.

Las uvas no se tratan con productos químicos agresivos

La sostenibilidad es una gran prioridad para Trapiche. Todos los productos químicos, herbicidas y fungicidas están prohibidos en los viñedos, el suelo se monitorea para detectar una actividad bacteriana saludable, las plantaciones se planifican cuidadosamente para maximizar la biodiversidad y los únicos fertilizantes permitidos son los desechos vegetales y animales naturales de las granjas que de manera similar evitan los productos químicos y las prácticas agrícolas nocivas. Pero la sostenibilidad es más que un tema de conversación de moda. Mantiene los viñedos sanos para que puedan seguir produciendo uvas de alta calidad año tras año.

Es un objetivo que Trapiche persigue constantemente. El Director de Enología Daniel Pi siempre está aprendiendo nuevas técnicas de otros líderes enológicos de todo el mundo para poder implementarlas en casa.


Por qué necesita saber sobre este legendario vino argentino

El secreto está oficialmente descubierto: el mundo está obsesionado con los vinos de Argentina. En los últimos años, la nación sudamericana se ha convertido en el quinto productor de vino más grande del mundo, y gran parte de ese vino se produce en Mendoza, una región enclavada en las estribaciones orientales de la Cordillera de los Andes. Con suelo aluvial arenoso que descansa sobre arcilla, el área tiene cuatro estaciones distintas pero sin temperaturas extremas. Es un lugar ideal para que florezcan las vides.

Pero un enólogo mendocino, Trapiche, se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina, pero eso no es todo lo que Trapiche puede hacer. Una amplia oferta combinada con una historia única hacen de esta bodega una de las más importantes del país. ¿Necesitas una prueba? Aquí encontrará todo lo que necesita saber sobre Trapiche.

Trapiche se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina.

Tiene una gran historia de fondo

La historia de la bodega se remonta a 1883, cuando Tiburcio Benegas se instaló por primera vez en la localidad de Godoy Cruz. Benegas tuvo un gran impacto en toda la región: presionó para construir un ferrocarril que uniera Mendoza con Buenos Aires, lo que finalmente hizo explotar las exportaciones de la región. También fomentó la producción de vinos finos, porque las cosechas mal hechas no sobrevivirían al viaje a la capital. Por si eso no fuera suficiente, Benegas también se desempeñó como gobernador provincial de Mendoza. Mientras estaba en este cargo, logró obtener un préstamo masivo para fundar el Banco de Mendoza, que financió la construcción de presas y acequias masivas en el río Mendoza para sostener un número creciente de plantaciones de viñedos. Los esfuerzos fueron tremendamente exitosos, allanando el camino no solo para Trapiche, sino también ayudando a sentar las bases para que Mendoza se convierta en la región vinícola más importante de Argentina.

Es la bodega más premiada de Argentina

No es para presumir ni nada, pero Trapiche se ha llevado a casa una buena cantidad de hardware brillante. En 2018, el crítico de vinos de fama mundial James Suckling otorgó a los Malbec Broquel y Oak Cask 2017 una puntuación impresionante de 92 y 91 puntos, respectivamente, mientras que Decanter Tasting otorgó al Medalla Malbec 2014 la friolera de 95 puntos. Trapiche & # 8217s 2014 y 2015 Cabernets, 2016 y 2017 Chardonnays y 2013 Cabernet Sauvignon tampoco son nada para estornudar: todos obtuvieron más de 90 puntos de los mejores críticos. Por supuesto, todos estos elogios solo arañan la superficie de los muchos premios de vino de Trapiche. (Estaríamos aquí todo el día si los revisáramos todos).

Gran parte del logro de Trapiche se debe a su talentoso director de enología Daniel Pi, quien guió en una nueva era de la elaboración del vino cuando se unió a las filas en 2002. Pi tiene las manos ocupadas, supervisa la producción de más de 200 millones de litros de vino cada uno. año.

Puedes beberlo en más de 80 países

¡Trapiche se mueve! Puede encontrar botellas, especialmente las Malbec, apodadas cariñosamente por los fanáticos como "El Malbec favorito del mundo", en países de todo el mundo, ya sea en China, Alemania o Sudáfrica. Parte de su popularidad se debe a la consistencia confiable de los vinos Trapiche a lo largo de los años, que se debe, en parte, al hecho de que obtiene uvas de un establo de más de 200 productores independientes. Independientemente de los problemas que enfrenten los productores en un año determinado, Trapiche aún puede seleccionar las mejores uvas del racimo (juego de palabras) y producir un producto fantástico.

Se adapta a cualquier presupuesto

No importa cómo lo corte, los vinos Trapiche ofrecen un buen rendimiento por su dinero. Botellas como el rico y picante Broquel Malbec son satisfactorias y están matizadas con notas ahumadas, frutas rojas y negras y minerales terrosos. Lo mismo ocurre con el Trapiche Cabernet Sauvignon, que tiene un precio asequible. Serás un héroe si lo llevas a tu próxima cena: el Cab Sauv de barriles de roble de colores vivos, uno de los favoritos en los últimos tiempos, cuenta con aromas de ciruela, bayas y un toque de regaliz. Fresco y limpio, contiene sabores de mora y chocolate.

Botellas como el rico y picante Broquel Malbec son satisfactorias y están matizadas con notas ahumadas, frutas rojas y negras y minerales terrosos.

Las uvas no se tratan con productos químicos agresivos

La sostenibilidad es una gran prioridad para Trapiche. Todos los productos químicos, herbicidas y fungicidas están prohibidos en los viñedos, el suelo se monitorea para detectar una actividad bacteriana saludable, las plantaciones se planifican cuidadosamente para maximizar la biodiversidad y los únicos fertilizantes permitidos son los desechos vegetales y animales naturales de las granjas que de manera similar evitan los productos químicos y las prácticas agrícolas nocivas. Pero la sostenibilidad es más que un tema de conversación de moda. Mantiene los viñedos sanos para que puedan seguir produciendo uvas de alta calidad año tras año.

Es un objetivo que Trapiche persigue constantemente. El Director de Enología Daniel Pi siempre está aprendiendo nuevas técnicas de otros líderes enológicos de todo el mundo para poder implementarlas en casa.


Por qué necesita saber sobre este legendario vino argentino

El secreto está oficialmente descubierto: el mundo está obsesionado con los vinos de Argentina. En los últimos años, la nación sudamericana se ha convertido en el quinto productor de vino más grande del mundo, y gran parte de ese vino se produce en Mendoza, una región enclavada en las estribaciones orientales de la Cordillera de los Andes. Con un suelo aluvial arenoso que descansa sobre arcilla, el área tiene cuatro estaciones distintas pero sin temperaturas extremas. Es un lugar ideal para que florezcan las vides.

Pero un enólogo mendocino, Trapiche, se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina, pero eso no es todo lo que Trapiche puede hacer. Una amplia oferta combinada con una historia única hacen de esta bodega una de las más importantes del país. ¿Necesitas una prueba? Aquí encontrará todo lo que necesita saber sobre Trapiche.

Trapiche se destaca del resto. Es famoso por sus Malbec, vinos elaborados con la uva francesa del mismo nombre, tan popular que se han convertido en sinónimo de la vinificación argentina.

Tiene una gran historia de fondo

La historia de la bodega se remonta a 1883, cuando Tiburcio Benegas se instaló por primera vez en la localidad de Godoy Cruz. Benegas tuvo un gran impacto en toda la región: presionó para construir un ferrocarril que uniera Mendoza con Buenos Aires, lo que finalmente hizo explotar las exportaciones de la región. También fomentó la producción de vinos finos, porque las cosechas mal hechas no sobrevivirían al viaje a la capital. Por si eso no fuera suficiente, Benegas también se desempeñó como gobernador provincial de Mendoza. Mientras desempeñaba este cargo, logró obtener un préstamo masivo para fundar el Banco de Mendoza, que financió la construcción de enormes presas y acequias en el río Mendoza para sostener un número creciente de plantaciones de viñedos. Los esfuerzos fueron tremendamente exitosos, allanando el camino no solo para Trapiche, sino también ayudando a sentar las bases para que Mendoza se convierta en la región vinícola más importante de Argentina.

Es la bodega más premiada de Argentina

No es para presumir ni nada, pero Trapiche se ha llevado a casa una buena cantidad de hardware brillante. En 2018, el crítico de vinos de fama mundial James Suckling otorgó a los Malbec Broquel y Oak Cask 2017 una puntuación impresionante de 92 y 91 puntos, respectivamente, mientras que Decanter Tasting otorgó al Medalla Malbec 2014 la friolera de 95 puntos. Trapiche & # 8217s 2014 y 2015 Cabernets, 2016 y 2017 Chardonnays y 2013 Cabernet Sauvignon tampoco son nada para estornudar, todos obtuvieron más de 90 puntos de los mejores críticos. Por supuesto, todos estos elogios solo arañan la superficie de los muchos premios de vino de Trapiche. (Estaríamos aquí todo el día si los revisáramos todos).

Gran parte del logro de Trapiche se debe a su talentoso director de enología Daniel Pi, quien guió en una nueva era de la elaboración del vino cuando se unió a las filas en 2002. Pi tiene las manos ocupadas, supervisa la producción de más de 200 millones de litros de vino cada uno. año.

Puedes beberlo en más de 80 países

¡Trapiche se mueve! Puede encontrar botellas, especialmente las Malbec, apodadas cariñosamente por los fanáticos como "El Malbec favorito del mundo", en países de todo el mundo, ya sea en China, Alemania o Sudáfrica. Parte de su popularidad se debe a la consistencia confiable de los vinos Trapiche a lo largo de los años, que se debe, en parte, al hecho de que obtiene uvas de un establo de más de 200 productores independientes. Independientemente de los problemas que enfrenten los productores en un año determinado, Trapiche aún puede seleccionar las mejores uvas del racimo (juego de palabras) y producir un producto fantástico.

Se adapta a cualquier presupuesto

No importa cómo lo corte, los vinos Trapiche ofrecen un buen rendimiento por su dinero. Botellas como el rico y picante Broquel Malbec son satisfactorias y están matizadas con notas ahumadas, frutas rojas y negras y minerales terrosos. The same goes for the Trapiche Cabernet Sauvignon, which is priced at an affordable price point. You’ll be a hero if you bring it to your next dinner party: The richly colored oak-casked Cab Sauv, a particular favorite of late, boasts aromas of plum, berry, and a hint of licorice. Fresh and clean, it packs flavors of blackberry and chocolate.

Bottles like the rich and spicy Broquel Malbec are satisfying and nuanced with notes of smoke, red and black fruits, and earthy minerals.

The Grapes Aren’t Treated With Harsh Chemicals

Sustainability is a huge priority for Trapiche. All chemicals, herbicides, and fungicides are banned from the vineyards the soil is monitored for healthy bacterial activity plantings are carefully planned to maximize biodiversity and the only fertilizers allowed are natural vegetable and animal waste from farms that similarly shun harmful chemicals and farming practices. But sustainability is more than just a trendy talking point. It keeps vineyards healthy so that they can continue to produce high-end grapes year after year.

It’s a goal that Trapiche is constantly chasing after. Director of Winemaking Daniel Pi is always learning new techniques from other winemaking leaders around the world so that he can implement them at home.


Why You Need to Know About This Legendary Argentinian Wine

The secret is officially out: The world is obsessed with the wines of Argentina. In recent years, the South American nation has become the fifth-largest producer of wine in the entire world, with much of that wine produced in Mendoza, a region nestled in the eastern foothills of the Andes Mountains. With sandy alluvial soil that rests on clay, the area has four distinct seasons but no extreme temperatures. It’s an ideal place for grapevines to flourish.

But one Mendoza winemaker, Trapiche, stands out from the rest. It’s famous for its Malbecs —wines made with the eponymous French grape, so popular that they’ve become synonymous with Argentinian winemaking — but that’s not all Trapiche can do. A wide range of offerings combined with a unique history make this winery one of the most important in the country. Need proof? Here’s everything you need to know about Trapiche.

Trapiche stands out from the rest. It’s famous for its Malbecs — wines made with the eponymous French grape, so popular that they’ve become synonymous with Argentinian winemaking.

It Has One Heck of a Backstory

The winery’s history stretches back to 1883, when Tiburcio Benegas first set up shop in the town of Godoy Cruz. Benegas had a huge impact on the entire region: He lobbied to build a railroad that linked Mendoza with Buenos Aires, which ultimately made exports from the region explode. He also encouraged the production of fine wines, because poorly made vintages wouldn’t survive the journey to the capital. If that wasn’t enough, Benegas also served as the provincial governor of Mendoza. While in this role, he managed to secure a massive loan to found the Bank of Mendoza, which funded the construction of massive dams and ditches in the Mendoza River to support a growing number of vineyard plantations. The efforts were wildly successful, paving the way not only for Trapiche, but helping to lay the foundation for Mendoza to become Argentina’s most important wine region.

It’s the Most Awarded Winery in Argentina

Not to brag or anything, but Trapiche has taken home its fair share of shiny hardware. In 2018, world-famous wine critic James Suckling awarded the Broquel and Oak Cask 2017 Malbecs an impressive score of 92 and 91 points, respectively, while Decanter Tasting gave the 2014 Medalla Malbec a whopping 95 points. Trapiche’s 2014 and 2015 Cabernets, 2016 and 2017 Chardonnays, and 2013 Cabernet Sauvignon aren’t anything to sneeze at, either — they all earned 90-plus points from top critics. Of course, all of these accolades only scratch the surface of Trapiche’s many wine honors. (We’d be here all day if we went through them all.)

Much of Trapiche’s achievement is thanks to its talented director of winemaking Daniel Pi, who shepherded in a new era of winemaking when he joined the ranks in 2002. Pi has his hands full he oversees the production of more than 200 million liters of wine every single year.

You Can Drink It in More Than 80 Countries

Trapiche gets around! You can find bottles — especially the Malbecs, affectionately dubbed by fans “The World’s Favorite Malbec” — in countries across the globe, whether you’re in China, Germany, or South Africa. Part of its popularity is thanks to Trapiche wines’ reliable consistency over the years, which is due, in part, to the fact that it sources grapes from a stable of more than 200 independent growers. No matter what issues growers face in a given year, Trapiche is still able to select the best grapes of the bunch (pun intended) and produce a fantastic product.

It Fits Any Budget

No matter how you slice it, Trapiche wines offer good bang for your buck. Bottles like the rich and spicy Broquel Malbec are satisfying and nuanced with notes of smoke, red and black fruits, and earthy minerals. The same goes for the Trapiche Cabernet Sauvignon, which is priced at an affordable price point. You’ll be a hero if you bring it to your next dinner party: The richly colored oak-casked Cab Sauv, a particular favorite of late, boasts aromas of plum, berry, and a hint of licorice. Fresh and clean, it packs flavors of blackberry and chocolate.

Bottles like the rich and spicy Broquel Malbec are satisfying and nuanced with notes of smoke, red and black fruits, and earthy minerals.

The Grapes Aren’t Treated With Harsh Chemicals

Sustainability is a huge priority for Trapiche. All chemicals, herbicides, and fungicides are banned from the vineyards the soil is monitored for healthy bacterial activity plantings are carefully planned to maximize biodiversity and the only fertilizers allowed are natural vegetable and animal waste from farms that similarly shun harmful chemicals and farming practices. But sustainability is more than just a trendy talking point. It keeps vineyards healthy so that they can continue to produce high-end grapes year after year.

It’s a goal that Trapiche is constantly chasing after. Director of Winemaking Daniel Pi is always learning new techniques from other winemaking leaders around the world so that he can implement them at home.


Why You Need to Know About This Legendary Argentinian Wine

The secret is officially out: The world is obsessed with the wines of Argentina. In recent years, the South American nation has become the fifth-largest producer of wine in the entire world, with much of that wine produced in Mendoza, a region nestled in the eastern foothills of the Andes Mountains. With sandy alluvial soil that rests on clay, the area has four distinct seasons but no extreme temperatures. It’s an ideal place for grapevines to flourish.

But one Mendoza winemaker, Trapiche, stands out from the rest. It’s famous for its Malbecs —wines made with the eponymous French grape, so popular that they’ve become synonymous with Argentinian winemaking — but that’s not all Trapiche can do. A wide range of offerings combined with a unique history make this winery one of the most important in the country. Need proof? Here’s everything you need to know about Trapiche.

Trapiche stands out from the rest. It’s famous for its Malbecs — wines made with the eponymous French grape, so popular that they’ve become synonymous with Argentinian winemaking.

It Has One Heck of a Backstory

The winery’s history stretches back to 1883, when Tiburcio Benegas first set up shop in the town of Godoy Cruz. Benegas had a huge impact on the entire region: He lobbied to build a railroad that linked Mendoza with Buenos Aires, which ultimately made exports from the region explode. He also encouraged the production of fine wines, because poorly made vintages wouldn’t survive the journey to the capital. If that wasn’t enough, Benegas also served as the provincial governor of Mendoza. While in this role, he managed to secure a massive loan to found the Bank of Mendoza, which funded the construction of massive dams and ditches in the Mendoza River to support a growing number of vineyard plantations. The efforts were wildly successful, paving the way not only for Trapiche, but helping to lay the foundation for Mendoza to become Argentina’s most important wine region.

It’s the Most Awarded Winery in Argentina

Not to brag or anything, but Trapiche has taken home its fair share of shiny hardware. In 2018, world-famous wine critic James Suckling awarded the Broquel and Oak Cask 2017 Malbecs an impressive score of 92 and 91 points, respectively, while Decanter Tasting gave the 2014 Medalla Malbec a whopping 95 points. Trapiche’s 2014 and 2015 Cabernets, 2016 and 2017 Chardonnays, and 2013 Cabernet Sauvignon aren’t anything to sneeze at, either — they all earned 90-plus points from top critics. Of course, all of these accolades only scratch the surface of Trapiche’s many wine honors. (We’d be here all day if we went through them all.)

Much of Trapiche’s achievement is thanks to its talented director of winemaking Daniel Pi, who shepherded in a new era of winemaking when he joined the ranks in 2002. Pi has his hands full he oversees the production of more than 200 million liters of wine every single year.

You Can Drink It in More Than 80 Countries

Trapiche gets around! You can find bottles — especially the Malbecs, affectionately dubbed by fans “The World’s Favorite Malbec” — in countries across the globe, whether you’re in China, Germany, or South Africa. Part of its popularity is thanks to Trapiche wines’ reliable consistency over the years, which is due, in part, to the fact that it sources grapes from a stable of more than 200 independent growers. No matter what issues growers face in a given year, Trapiche is still able to select the best grapes of the bunch (pun intended) and produce a fantastic product.

It Fits Any Budget

No matter how you slice it, Trapiche wines offer good bang for your buck. Bottles like the rich and spicy Broquel Malbec are satisfying and nuanced with notes of smoke, red and black fruits, and earthy minerals. The same goes for the Trapiche Cabernet Sauvignon, which is priced at an affordable price point. You’ll be a hero if you bring it to your next dinner party: The richly colored oak-casked Cab Sauv, a particular favorite of late, boasts aromas of plum, berry, and a hint of licorice. Fresh and clean, it packs flavors of blackberry and chocolate.

Bottles like the rich and spicy Broquel Malbec are satisfying and nuanced with notes of smoke, red and black fruits, and earthy minerals.

The Grapes Aren’t Treated With Harsh Chemicals

Sustainability is a huge priority for Trapiche. All chemicals, herbicides, and fungicides are banned from the vineyards the soil is monitored for healthy bacterial activity plantings are carefully planned to maximize biodiversity and the only fertilizers allowed are natural vegetable and animal waste from farms that similarly shun harmful chemicals and farming practices. But sustainability is more than just a trendy talking point. It keeps vineyards healthy so that they can continue to produce high-end grapes year after year.

It’s a goal that Trapiche is constantly chasing after. Director of Winemaking Daniel Pi is always learning new techniques from other winemaking leaders around the world so that he can implement them at home.


Why You Need to Know About This Legendary Argentinian Wine

The secret is officially out: The world is obsessed with the wines of Argentina. In recent years, the South American nation has become the fifth-largest producer of wine in the entire world, with much of that wine produced in Mendoza, a region nestled in the eastern foothills of the Andes Mountains. With sandy alluvial soil that rests on clay, the area has four distinct seasons but no extreme temperatures. It’s an ideal place for grapevines to flourish.

But one Mendoza winemaker, Trapiche, stands out from the rest. It’s famous for its Malbecs —wines made with the eponymous French grape, so popular that they’ve become synonymous with Argentinian winemaking — but that’s not all Trapiche can do. A wide range of offerings combined with a unique history make this winery one of the most important in the country. Need proof? Here’s everything you need to know about Trapiche.

Trapiche stands out from the rest. It’s famous for its Malbecs — wines made with the eponymous French grape, so popular that they’ve become synonymous with Argentinian winemaking.

It Has One Heck of a Backstory

The winery’s history stretches back to 1883, when Tiburcio Benegas first set up shop in the town of Godoy Cruz. Benegas had a huge impact on the entire region: He lobbied to build a railroad that linked Mendoza with Buenos Aires, which ultimately made exports from the region explode. He also encouraged the production of fine wines, because poorly made vintages wouldn’t survive the journey to the capital. If that wasn’t enough, Benegas also served as the provincial governor of Mendoza. While in this role, he managed to secure a massive loan to found the Bank of Mendoza, which funded the construction of massive dams and ditches in the Mendoza River to support a growing number of vineyard plantations. The efforts were wildly successful, paving the way not only for Trapiche, but helping to lay the foundation for Mendoza to become Argentina’s most important wine region.

It’s the Most Awarded Winery in Argentina

Not to brag or anything, but Trapiche has taken home its fair share of shiny hardware. In 2018, world-famous wine critic James Suckling awarded the Broquel and Oak Cask 2017 Malbecs an impressive score of 92 and 91 points, respectively, while Decanter Tasting gave the 2014 Medalla Malbec a whopping 95 points. Trapiche’s 2014 and 2015 Cabernets, 2016 and 2017 Chardonnays, and 2013 Cabernet Sauvignon aren’t anything to sneeze at, either — they all earned 90-plus points from top critics. Of course, all of these accolades only scratch the surface of Trapiche’s many wine honors. (We’d be here all day if we went through them all.)

Much of Trapiche’s achievement is thanks to its talented director of winemaking Daniel Pi, who shepherded in a new era of winemaking when he joined the ranks in 2002. Pi has his hands full he oversees the production of more than 200 million liters of wine every single year.

You Can Drink It in More Than 80 Countries

Trapiche gets around! You can find bottles — especially the Malbecs, affectionately dubbed by fans “The World’s Favorite Malbec” — in countries across the globe, whether you’re in China, Germany, or South Africa. Part of its popularity is thanks to Trapiche wines’ reliable consistency over the years, which is due, in part, to the fact that it sources grapes from a stable of more than 200 independent growers. No matter what issues growers face in a given year, Trapiche is still able to select the best grapes of the bunch (pun intended) and produce a fantastic product.

It Fits Any Budget

No matter how you slice it, Trapiche wines offer good bang for your buck. Bottles like the rich and spicy Broquel Malbec are satisfying and nuanced with notes of smoke, red and black fruits, and earthy minerals. The same goes for the Trapiche Cabernet Sauvignon, which is priced at an affordable price point. You’ll be a hero if you bring it to your next dinner party: The richly colored oak-casked Cab Sauv, a particular favorite of late, boasts aromas of plum, berry, and a hint of licorice. Fresh and clean, it packs flavors of blackberry and chocolate.

Bottles like the rich and spicy Broquel Malbec are satisfying and nuanced with notes of smoke, red and black fruits, and earthy minerals.

The Grapes Aren’t Treated With Harsh Chemicals

Sustainability is a huge priority for Trapiche. All chemicals, herbicides, and fungicides are banned from the vineyards the soil is monitored for healthy bacterial activity plantings are carefully planned to maximize biodiversity and the only fertilizers allowed are natural vegetable and animal waste from farms that similarly shun harmful chemicals and farming practices. But sustainability is more than just a trendy talking point. It keeps vineyards healthy so that they can continue to produce high-end grapes year after year.

It’s a goal that Trapiche is constantly chasing after. Director of Winemaking Daniel Pi is always learning new techniques from other winemaking leaders around the world so that he can implement them at home.


Why You Need to Know About This Legendary Argentinian Wine

The secret is officially out: The world is obsessed with the wines of Argentina. In recent years, the South American nation has become the fifth-largest producer of wine in the entire world, with much of that wine produced in Mendoza, a region nestled in the eastern foothills of the Andes Mountains. With sandy alluvial soil that rests on clay, the area has four distinct seasons but no extreme temperatures. It’s an ideal place for grapevines to flourish.

But one Mendoza winemaker, Trapiche, stands out from the rest. It’s famous for its Malbecs —wines made with the eponymous French grape, so popular that they’ve become synonymous with Argentinian winemaking — but that’s not all Trapiche can do. A wide range of offerings combined with a unique history make this winery one of the most important in the country. Need proof? Here’s everything you need to know about Trapiche.

Trapiche stands out from the rest. It’s famous for its Malbecs — wines made with the eponymous French grape, so popular that they’ve become synonymous with Argentinian winemaking.

It Has One Heck of a Backstory

The winery’s history stretches back to 1883, when Tiburcio Benegas first set up shop in the town of Godoy Cruz. Benegas had a huge impact on the entire region: He lobbied to build a railroad that linked Mendoza with Buenos Aires, which ultimately made exports from the region explode. He also encouraged the production of fine wines, because poorly made vintages wouldn’t survive the journey to the capital. If that wasn’t enough, Benegas also served as the provincial governor of Mendoza. While in this role, he managed to secure a massive loan to found the Bank of Mendoza, which funded the construction of massive dams and ditches in the Mendoza River to support a growing number of vineyard plantations. The efforts were wildly successful, paving the way not only for Trapiche, but helping to lay the foundation for Mendoza to become Argentina’s most important wine region.

It’s the Most Awarded Winery in Argentina

Not to brag or anything, but Trapiche has taken home its fair share of shiny hardware. In 2018, world-famous wine critic James Suckling awarded the Broquel and Oak Cask 2017 Malbecs an impressive score of 92 and 91 points, respectively, while Decanter Tasting gave the 2014 Medalla Malbec a whopping 95 points. Trapiche’s 2014 and 2015 Cabernets, 2016 and 2017 Chardonnays, and 2013 Cabernet Sauvignon aren’t anything to sneeze at, either — they all earned 90-plus points from top critics. Of course, all of these accolades only scratch the surface of Trapiche’s many wine honors. (We’d be here all day if we went through them all.)

Much of Trapiche’s achievement is thanks to its talented director of winemaking Daniel Pi, who shepherded in a new era of winemaking when he joined the ranks in 2002. Pi has his hands full he oversees the production of more than 200 million liters of wine every single year.

You Can Drink It in More Than 80 Countries

Trapiche gets around! You can find bottles — especially the Malbecs, affectionately dubbed by fans “The World’s Favorite Malbec” — in countries across the globe, whether you’re in China, Germany, or South Africa. Part of its popularity is thanks to Trapiche wines’ reliable consistency over the years, which is due, in part, to the fact that it sources grapes from a stable of more than 200 independent growers. No matter what issues growers face in a given year, Trapiche is still able to select the best grapes of the bunch (pun intended) and produce a fantastic product.

It Fits Any Budget

No matter how you slice it, Trapiche wines offer good bang for your buck. Bottles like the rich and spicy Broquel Malbec are satisfying and nuanced with notes of smoke, red and black fruits, and earthy minerals. The same goes for the Trapiche Cabernet Sauvignon, which is priced at an affordable price point. You’ll be a hero if you bring it to your next dinner party: The richly colored oak-casked Cab Sauv, a particular favorite of late, boasts aromas of plum, berry, and a hint of licorice. Fresh and clean, it packs flavors of blackberry and chocolate.

Bottles like the rich and spicy Broquel Malbec are satisfying and nuanced with notes of smoke, red and black fruits, and earthy minerals.

The Grapes Aren’t Treated With Harsh Chemicals

Sustainability is a huge priority for Trapiche. All chemicals, herbicides, and fungicides are banned from the vineyards the soil is monitored for healthy bacterial activity plantings are carefully planned to maximize biodiversity and the only fertilizers allowed are natural vegetable and animal waste from farms that similarly shun harmful chemicals and farming practices. But sustainability is more than just a trendy talking point. It keeps vineyards healthy so that they can continue to produce high-end grapes year after year.

It’s a goal that Trapiche is constantly chasing after. Director of Winemaking Daniel Pi is always learning new techniques from other winemaking leaders around the world so that he can implement them at home.