Recetas tradicionales

Su guía de salsas regionales para barbacoa

Su guía de salsas regionales para barbacoa

A medida que la temporada de parrilladas de verano se calienta, también lo hace la demanda de Salsa de barbacoa.

Pero si bien hay literalmente miles de opciones disponibles en la actualidad, desde mega marcas para el mercado masivo hasta etiquetas independientes de lotes pequeños, la salsa barbacoa en su forma más simple se puede reducir a siete perfiles de sabor regionales.

En un esfuerzo por educar a los lectores de The Daily Meal sobre estas salsas regionales, el equipo culinario de Trabajos del chef, el fabricante y proveedor líder de indumentaria culinaria para chefs y cocineros caseros por igual, ha creado lo siguiente Guía de salsas regionales para barbacoa.

DEFINICIÓN DE SALSAS REGIONALES PARA BARBACOA

salsa barbacoa de la ciudad de Kansas
Esta es probablemente la versión más conocida de salsa barbacoa, con su consistencia espesa y su perfil de sabor dulce y ligeramente picante. Si bien la lista de ingredientes para la salsa barbacoa de Kansas City puede exceder los 15 componentes diferentes, siempre comienza con una base de tomate o salsa de tomate y un edulcorante de azúcar morena o melaza.

¿Por qué es tan ubicuo? Probablemente porque va con todo. De hecho, es tan popular que cuando ve patatas fritas o bocadillos con "sabor a barbacoa", es probable que se inspiren en este tipo de salsa. Debido a su alto contenido de azúcar, es mejor usarlo después de cocinar carne, ya que se puede quemar fácilmente a fuego alto para asar.

Salsa de mostaza de Carolina del Sur


Podría decirse que es el estilo de salsa barbacoa regional más "me encanta o déjalo", la versión a base de mostaza de Carolina del Sur probablemente se originó durante una gran inmigración de familias alemanas al área en el siglo XVIII. Como muchos otros inmigrantes, trajeron consigo el sabor de casa, pero tuvieron que adaptarse a la cocina y los ingredientes locales. En este caso, la mostaza que usaban en muchos platos alemanes evolucionó hacia un tipo de uso diferente. Combinado con carne cocida a fuego lento, agrega un contraste maravillosamente ácido.

Salsa de vinagre de Carolina del Oeste
A diferencia de su contraparte sureña, la salsa barbacoa de Carolina del Oeste (también conocida como salsa Piedmont o salsa Lexington) no contiene mostaza y es la más fina de todas las salsas regionales. Un complemento perfecto para el cerdo desmenuzado o el cerdo entero, esta salsa es reconocible por su fuerte acento a vinagre y por el toque de picante que brindan los copos de chile y la pimienta negra molida.

Salsa Barbacoa St. Louis
Podría considerar que la salsa barbacoa estilo St. Louis es prima de la versión estilo Kansas City. Al igual que el estilo Kansas City, tiene una base de tomate y una variedad de ingredientes únicos. La textura es más fina que la del estilo Kansas City, lo que significa que se puede agregar más mientras se cocina la carne.


Conocida como salsa de fregona, ya que a menudo se aplica con una fregona a las carnes ahumadas mientras se cocinan., La salsa de barbacoa de Texas tiene una textura más fina que otras salsas de barbacoa, pero tiene un sabor abundante, con ingredientes como chile en polvo, pimienta, salsa picante, comino y, a veces, incluso grasa de carne. La textura fina permite que este estilo de salsa penetre en la carne mientras se cocina, dándole un sabor rico y pleno que va más allá de la superficie.

Salsa de barbacoa de Memphis
Aquí hay una salsa que ha evolucionado a lo largo de los años. Tradicionalmente, en Memphis, el énfasis estaba menos en la salsa y más en la carne, por lo que las primeras versiones serán tan simples como una mezcla de vinagre y pimienta. Sin embargo, a lo largo de los años, las recetas han evolucionado y, en la actualidad, a menudo encontrará que una salsa al estilo de Memphis también contiene tomate y / o azúcar morena. Conserva su identidad al mantener el sabor del vinagre y su textura es más fina que la versión de Kansas City.

Salsa de barbacoa de Alabama
Si vas a Alabama, notarás algo diferente en la salsa incluso antes de probarla: el color. En Alabama, la salsa barbacoa es blanca. La creación de Bar-B-Q de Big Bob Gibson en Decatur, es una salsa a base de mayonesa que se usa para marinar y rociar carne, y también la verá como un condimento en la mesa. Alabama parece ser el único lugar donde esta salsa blanca es la regla y no una excepción, por lo que a menudo se la denomina "salsa barbacoa de Alabama" o "salsa blanca de Alabama".


Virginia Barbecue es el estilo regional que usted y rsquore pasan por alto

La barbacoa toma muchas formas. Texas prefiere la pechuga y evita las salsas, Memphis unta carne de cerdo desmenuzada en una emulsión a base de tomate y vinagre, el oeste de Carolina del Norte sirve paleta de cerdo con un acompañamiento de salsa. Sin embargo, todas las barbacoas, independientemente de la salsa, la carne o la leña para fumar empleadas, se difundieron desde Virginia.

& ldquoVirginia, siendo el lugar de nacimiento de la América colonial, se convirtió en un modelo para los asentamientos del sur y el oeste, porque los virginianos descubrieron cómo sobrevivir en el Nuevo Mundo & rdquo, dice Joe Haynes, autoridad de la barbacoa y autor de Virginia Barbecue: una historia y el próximo Estofado de Brunswick: una tradición de Virginia (publicación este octubre). & ldquoA medida que estos virginianos se mudaron, hacia el oeste y el sur, se llevaron las tradiciones con ellos & mdash pan de maíz, hoecakes, guisos, asados ​​y mdash y los modificaron según lo que estaba disponible en su nuevo hogar. Así es como se desarrolló la barbacoa sureña y cómo cada lugar tiene su propia forma de darle un giro. & Rdquo En su primer libro, Haynes remonta la historia de la barbacoa a principios del siglo XVII, a la fusión de la salsa madre y mdash una mezcla de vinagre, sal y pimiento rojo y mdash con la tradición Powhatan de asar carne en una parrilla de madera.

Sin embargo, aunque Virginia es el lugar de nacimiento de la barbacoa, no se define por un estilo singular. Como en otros estados, los estilos regionales surgieron de acuerdo con los ingredientes locales. El lado sur de Virginia & mdash cerca de Jamestown, que se extiende hacia el oeste hasta Petersburg y hacia el norte hasta Richmond & mdash se especializa en una salsa a base de tomate y vinagre con un toque de mostaza, más rica y menos picante que las salsas de la vecina Carolina del Norte.

Más al norte, en Virginia Central, las salsas se vuelven más dulces y más impulsadas por el tomate, con una mezcla de especias como clavo, jengibre y canela. "De dónde vinieron los estilos regionales y cómo llegaron a nosotros hoy, [fue guiado por] lo que fue exitoso y fácilmente disponible", dice Haynes. & ldquoOtros cocineros de barbacoa tratarían de emular lo que estaban haciendo los vendedores exitosos, & rdquo, y los estilos regionales se arraigaron a partir de ahí. La madera de roble o nogal se utiliza tradicionalmente para impartir sabor ahumar la carne de cerdo es más común, aunque las costillas de ternera y mdash, el chuck y el solomillo y mdash también están incrustados en el canon de la barbacoa de Virginia.

Sin embargo, existen valores atípicos. En el valle de Shenandoah, reina el pollo asado y el mdash, untado con especias y glaseado con un aderezo a base de aceite y vinagre. Las salsas de barbacoa en el norte de Virginia a menudo se infunden con frutas, lo que las hace más dulces. Un restaurante ahora desaparecido en Chesterfield, en las afueras de Richmond, fue pionero en una salsa roja con un toque de mantequilla de maní glaseada en costillas de cerdo. "No puedes reconocerlo como mantequilla de maní, pero realmente resalta ese sabor a cerdo, como un fondo fuerte", dice Haynes.

A continuación, encontrará cuatro salsas regionales que definen la barbacoa y el mdash de Virginia, ambos antepasados ​​de la práctica más amplia de las barbacoas sureñas y las innovaciones que impulsan la tradición en la actualidad.

Las salsas

Salsa de barbacoa Southside

La carne: ternera, cerdo, pollo
La cerveza: IPA de ocho puntos de Devils Backbone

1 1/2 tazas de vinagre de sidra de manzana
1/4 taza de agua
1/4 taza de salsa picante
1 cucharada de pimentón
1 cucharada de pimienta negra
1 cucharada de sal
2 cucharadas de mostaza amarilla

Preparación:

1. Mezcle bien todos los ingredientes en una licuadora. Transfiera a un recipiente hermético y refrigere durante 24 y 48 horas antes de servir.

Salsa del Valle de Shenandoah

La carne: pollo
La cerveza: Devils Backbone Vienna Lager

2 tazas de vinagre de sidra de manzana
1/4 taza de aceite de cocina neutro
1 cucharada de sal
1 cucharadita de pimienta negra
1 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo
2 cucharaditas de condimento para aves
1 cucharadita de ajo granulado
Jugo de 1 limón

Preparación:

1. Mezclar bien todos los ingredientes. Almacene en un recipiente hermético durante la noche. Caliente y agite bien antes de usar.

Cómo hacer pollo asado al estilo del valle de Shenandoah

1. Prepara el aderezo base para la mezcla seca mezclando 1/4 taza de vinagre de sidra de manzana y 1 cucharada de aceite de cocina neutro.

2. Haga la mezcla seca mezclando 2 cucharadas de sal, 1 cucharada de pimienta negra molida gruesa, 1 cucharada de condimento para aves, 1 cucharadita de pimentón suave, 1 cucharadita de ajo granulado, 1 cucharadita de azúcar morena clara, 1 paquete de limón cristalizado True Lemon, hojuelas de pimiento rojo ( probar).

3. Mariposa un pollo entero asado quitando la espina dorsal. Coloque el pollo con la piel hacia arriba y presione el esternón hasta que quede plano. Dale la vuelta al pollo y aplica un poco del aderezo (paso 1), seguido de un poco del frote (paso 2).

4. Dale la vuelta al pollo para que quede con la piel hacia arriba. Aplique el frote de barbacoa directamente sobre la carne debajo de la piel sobre la pechuga, la baqueta (o piernas largas, en Virginia) y los muslos (o piernas cortas).

5. Cubra el exterior de la piel con el apósito restante y frote. Coloque el pollo en una bolsa Ziploc o envuélvalo en una envoltura de plástico y guárdelo en un recipiente para recoger cualquier líquido que pueda gotear.

6. Refrigere durante al menos 2 horas o durante la noche.

7. Para cocinar el pollo, prepare un ahumador para calor indirecto a una temperatura entre 275 y 300 grados Fahrenheit. Coloque el pollo con la piel hacia arriba y cocine hasta que la pechuga, las alas y las piernas alcancen una temperatura interna de 165 & ndash170 grados Fahrenheit y los jugos salgan claros.

8. Rocíe con salsa estilo Shenandoah Valley antes de servir y mantenga la salsa restante al alcance de la mano cuando la coma.

Salsa Goober estilo Chesterfield

La carne: costillas de cerdo
La cerveza: IPA de ocho puntos de Devils Backbone

1 taza de jugo de tomate
1 & ndash1 1/2 taza de azúcar morena, ajustada al gusto
1/2 taza de vinagre de sidra de manzana
1 cucharadita rasa de mantequilla de maní cremosa
1/2 cucharadita de pimentón dulce
1/2 cucharadita de pimienta negra
1/2 cucharadita de sal
Pimienta de cayena (al gusto)

Preparación:

1. Agregue todos los ingredientes excepto el jugo de tomate a una cacerola. Caliente, sin llevar a fuego lento, hasta que la mantequilla de maní y el azúcar se hayan derretido, revolviendo según sea necesario.

2. Retire del fuego, agregue el jugo de tomate y deje enfriar. Deje reposar la salsa durante la noche antes de servir.

3. Cepille sobre las costillas para servir.

Salsa de barbacoa del norte de Virginia

La carne: pollo, cerdo, ternera
La cerveza: Devils Backbone Black Lager

1 1/2 tazas de salsa de tomate
1/2 taza de vinagre de sidra de manzana
1/2 taza de mantequilla de manzana
3/4 taza de azúcar morena oscura
1 cucharadita de pimienta negra
1 cucharadita de sal
1 cucharada de jugo de limón

Preparación:

1. Agregue todos los ingredientes excepto el jugo de limón a una cacerola. Deje hervir a fuego lento, revolviendo ocasionalmente.

2. Una vez que esté hirviendo, retire del fuego, agregue el jugo de limón y deje enfriar.


Una guía completa de salsa barbacoa en todo el país

"Salsa barbacoa" es un término general que no necesariamente hace justicia a todos los estilos regionales de salsa barbacoa en todo el país. Echemos un vistazo a las diferencias entre ellos, desde lo obvio (salsa BBQ blanca) hasta lo más sutil (estilo Kansas City vs salsa BBQ Memphis).

El verano está a la vuelta de la esquina, lo que significa que hay mucho tiempo para perfeccionar su juego a la parrilla. O mejor tu barbacoa, si lo prefieres. ¿Alguna vez pensaste en la palabra "barbacoa"? Es una palabra loca porque tiene muchas aplicaciones. Se refiere a un proceso de cocción, el implemento que se usa para cocinar, una comida, una reunión y un condimento. ¡Santo cielo! Tal vez sería más fácil hablar sobre qué barbacoa no es. De todos modos, voy a limitar el tema de esta pieza a la variación del condimento de la barbacoa: salsa barbacoa.

¿Conoces esa escena en "Wedding Crashers" donde Jeremy (Vince Vaughn) habla de su amor por el jarabe de arce? Cuando se trata de condimentos, siento por la salsa barbacoa lo que Jeremy siente por el almíbar. Puedes ponerlo prácticamente en cualquier cosa: sándwiches, ensaladas, ¡incluso pizza (hola, pizza de pollo a la barbacoa)!

¡No es lo mismo! ¿Cuál es la diferencia entre asar a la parrilla y asar a la parrilla? Probablemente no haya mejor elemento para poner salsa barbacoa que la auténtica barbacoa cocida a fuego lento. Dicho esto, la carne a la parrilla está en segundo lugar. Aparte, la carne a la brasa no es lo mismo que la carne a la brasa. La carne asada se cocina a fuego indirecto durante varias horas. La carne a la parrilla, por otro lado, se cocina a fuego directo durante unos minutos. Sin embargo, ya sea el sabor ahumado del taco o el sabor a fuego de la variedad a la parrilla, la salsa barbacoa combina perfectamente con ambos.

Al igual que el método y los variados tipos y preparaciones de carne, el condimento tiene influencia regional. Es por eso que algunas salsas de barbacoa son espesas, mientras que otras son acuosas, por qué algunas salsas son rojas, mientras que otras son más amarillas o por qué algunas son dulces y otras son picantes. Ésta es otra razón por la que la salsa barbacoa es tan maravillosa: su diversidad. Con el debido respeto a Heinz y Hunt, el ketchup es, bueno, ketchup. ¡No es así con la salsa barbacoa! Como resultado, puede tener una experiencia gastronómica completamente diferente, a veces dentro de la misma comida, simplemente usando una salsa regional diferente.

Antes de las vacaciones del 4 de julio del año pasado, Google trazó las búsquedas de salsa BBQ más populares por estado:

Hubo muchas búsquedas de salsa BBQ baja en carbohidratos, sin azúcar y cetogénica, pero también hubo algunas consultas específicas de la región (incluida la barbacoa coreana). De los estilos tradicionales de salsa barbacoa estadounidense, la salsa barbacoa blanca y la salsa barbacoa Carolina tuvieron la mejor presentación, pero vale la pena conocerlas y prepararlas en casa.

Outset Sop Mop, $ 13.06 de Amazon

Cualquiera que sea la salsa con la que vayas, un cepillo de silicona resistente al calor hace que sea fácil de aplicar (sin el riesgo de dejar cerdas).

A medida que nos acercamos al verano y la temporada de comidas al aire libre, le sugiero que mejore su comida al incluir algunos tipos de salsa para maximizar el disfrute de todos. Y si realmente quieres impresionar, prueba a hacer el tuyo propio. Aquí hay varias ideas de inspiración regional:


Salsas para barbacoa a base de tomate

Con mucho, el tipo de salsa barbacoa más común es la salsa a base de tomate. Y aunque hay excepciones, el tomate en estas salsas casi siempre está en forma de ketchup. A esta base de salsa de tomate se le agregan otros ingredientes, y son estos, junto con la consistencia general (es decir, el grosor) de la salsa final, los que los distinguen.

Por ejemplo, la salsa barbacoa más popular, y el tipo que la mayoría de la gente reconocería como la salsa barbacoa por excelencia, es la salsa barbacoa Kansas City. Dulce y picante, esta salsa espesa y casi almibarada contiene kétchup, melaza, azúcar morena, vinagre, así como pimienta de cayena y varias otras especias como cebolla en polvo, ajo en polvo y similares.

Al igual que la barbacoa de Kansas City, que utiliza todas las carnes, desde ternera y cerdo hasta cordero y pollo, la salsa estilo KC se aplicará prácticamente a cualquier cosa que pueda resultar en su barbacoa o ahumador.

Las salsas para barbacoa de St. Louis, Texas y Memphis tienden a seguir este tema, aunque Texas y St. Louis omiten la melaza, lo que hace que sus salsas sean más finas y menos dulces.


Los nueve estilos de salsa barbacoa americana

1) Salsa dulce de Kansas City. Con mucho, el estilo más popular de salsa barbacoa, es la clásica salsa rica, agridulce, a base de tomate, a menudo endulzada con melaza o azúcar morena y equilibrada con la acidez del vinagre. Muchos tienen humo líquido para ayudar a obtener ese sabor al aire libre para las personas que no pueden cocinar al aire libre. Pero cuidado: la mayoría de las salsas comerciales etiquetadas como salsa Kansas City son muy dulces. Si toma una botella en el supermercado con la etiqueta Kansas City Style Barbecue Sauce ", y el azúcar o el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa son los primeros ingredientes en la etiqueta, déjela. Las salsas KC no penetran bien en la carne y se asientan encima como el glaseado. Pero se caramelizan maravillosamente sobre un fuego caliente haciendo una capa crujiente. También se queman fácilmente, así que cubra su carne no antes de 10 minutos antes de servir. Pruebe mi Salsa Kansas City Classic.

2) Salsa de mostaza de Carolina del Sur. En Carolina del Sur, la barbacoa no es pollo, hamburguesas, perros calientes, ni siquiera costillas. La barbacoa es cerdo, a menudo cerdo entero, cocido a fuego lento y lento, picado o desmenuzado en suculentos fragmentos y coronado con salsa. En ningún lugar hay más salsas regionales que en Carolina del Sur. En la parte este del estado, en la frontera de Carolina del Norte, hay una salsa que es principalmente vinagre, pimienta de cayena y pimienta negra que es similar a la salsa de fregona de Carolina del Este (abajo). Hay una variante mezclada con salsa de tomate popular en el norte de Hill Country similar a la salsa Lexington y Hill Country de Carolina del Norte. Y hay una salsa a base de ketchup similar a la salsa Kansas City. Pero la más distintiva, y de lejos mi favorita, es la salsa a base de mostaza. La mostaza y el cerdo van de la mano como la mantequilla de maní y la mermelada. Los primeros inmigrantes alemanes en Carolina del Sur lo sabían. Las salsas de mostaza SC clásicas que se encuentran en las barbacoas desde Columbia hasta Charleston son en su mayoría mostaza amarilla líquida, vinagre, azúcar y especias. Sencillo pero muy eficaz. Los nombres de muchas de las mejores barbacoas que sirven salsa de mostaza tienen nombres alemanes: Shealy, Sweatman, Meyer y Zeigler. Son especialmente buenos para el cerdo desmenuzado. Ofrezco dos versiones, South Carolina Mustard Sauce es el clásico, mientras que mi riff personal sobre el tema, Grownup Mustard Sauce, es una variación herbal más compleja del tema.

3) Salsa de fregona de Carolina del Este. Al igual que en Carolina del Sur, la barbacoa de Carolina del Norte es carne de cerdo picada o desmenuzada. Nada más. Y todo el cerdo está comprometido. En la costa de Carolina del Norte y del Sur, también conocida como "Carolina del Este" o el "País Bajo", la filosofía es: "Conserve la mostaza para los hot dogs y la salsa de tomate para las patatas fritas". Los esclavos africanos de los colonos escoceses en la región fueron pioneros en la barbacoa estadounidense y sus salsas simples eran simplemente un beso de hojuelas de pimiento picante y pimienta negra molida en vinagre. Y así permanecen hoy donde la salsa se usa tanto como fregona, o untar, en la carne mientras se cocina, y luego como salsa de acabado en la mesa. Delgadas y picantes, están diseñadas para penetrar la carne, no solo para sentarse encima como lo hacen las salsas de ketchup y mostaza más espesas. Hacen un gran trabajo cortando la grasa en la carne de cerdo con lípidos. Hay poca o ninguna azúcar en la mezcla, por lo que sus hijos la odiarán. Pruebe mi East Carolina Kiss & Vinegar con solo un poco de su cerdo picado antes de verterlo sobre todo el sándwich, y si no le gusta, envíeme las sobras.

4) Lexington Dip (también conocido como Carolina occidental o Dip de Piamonte). En Lexington y en las zonas montañosas de "Piedmont" del oeste de Carolina del Norte, prefieren hacer su barbacoa con la paleta de cerdo, un rico y sabroso terrón de carne. En Carolina del Norte, los viejos amables se han enfrentado a puñetazos sobre la cuestión de si la barbacoa se hace correctamente con cerdo entero o paleta. En Lexington y el oeste, a menudo llaman a su salsa de fregona "salsa". Tiene una base de vinagre y pimienta, muy parecida a la salsa de fregona de East Carolina, pero mezclada con un toque de salsa de tomate o ketchup. La sustancia roja ayuda a dominar un poco la fiereza del vinagre, y el toque de dulzura contrarresta la acidez. Prefiero Lexington Dip ligeramente al estilo de East Carolina.

5) Salsa de fregona de Texas. En Texas asan costillas de cerdo y res, puerco desmenuzado, pollo, cordero, cabra y salchichas que llaman "tripas calientes", pero la estrella del estado de la estrella solitaria es la pechuga de res, un corte increíblemente duro del área del pecho que es mágicamente convertido en una ternura similar a una buttah con 12-18 horas de tostado de humo lento y lento. Hay tres influencias culinarias importantes en la barbacoa de Texas: (1) inmigrantes europeos que trajeron experiencia en ahumar carnes, especialmente alemanes, checos y húngaros (2) esclavos liberados del sudeste, y (3) mexicanos (Texas era, después de todo, una parte de México, y su cocina se apoya en gran medida en las culturas española, maya y azteca). La mayoría de las salsas de Texas están diseñadas para complementar primero la pechuga de res y no son muy dulces. Algunos maestros picadores tradicionales de Texas usan su salsa como un trapeador para enfriar y humedecer la carne durante la cocción directa y como salsa de acabado opcional. Los más comunes son los trapeadores finos y ácidos aromatizados con vinagre, chile en polvo o ancho en polvo, mucha pimienta negra, comino, salsa picante, cebolla fresca y solo un toque de salsa de tomate. Algunas de las mejores salsas tienen grasa de res y, por lo tanto, no se pueden embotellar. Las cosas que se sirven en los restaurantes antiguos tradicionales son muy diferentes a las que se venden en botella. En lugares sagrados como Cooper's, en Llano, la gran salsa Texas Mop-Sauce a menudo se asemeja a una sopa de tomate fina con una base de caldo de res. Penetran la carne fácilmente en lugar de asentarse encima. Los prefiero con pechuga, no con cerdo. En esta imagen, la salsa embotellada que se vende en Cooper's se vierte en una olla grande y se mantiene caliente en el pozo de almacenamiento. Los recortes se tiran en la olla y cuando pides, si pides salsa, la carne se sumerge en la olla. Sabe a lote diferente a la salsa embotellada que se sirve en las mesas. Antes de cocinar la carne, se sazona con un condimento seco Texas, formulado para pechuga con poca o nada de azúcar, mucha pimienta negra, por lo que son muy diferentes de Memphis y la mayoría de los otros condimentos.

6) Salsa de whisky de Tennessee. La barbacoa por invitación del campeonato mundial de Jack Daniel's es considerada por muchos como la competición más prestigiosa del mundo. Como muchos concursos, tienen una categoría de salsa, pero la suya tiene un giro: el whisky Jack Daniels debe estar en la mezcla. Bueno, tal como lo planearon, las salsas con whisky se han extendido por todo el país. Hay tantos que creo que debe considerarse una categoría legítima de salsa barbacoa. Mi receta de Tennessee Hollerin 'Whisky Sauce lleva el nombre de Hollow, una tierra baja junto al arroyo en el que se inventó, esta rica salsa tiene una patada, y cuando la pruebes, te inclinarás y gritarás "¡Patéame!" El secreto: Whisky concentrado.

7) Salsa picante de Luisiana. En Luisiana, todo lo que se puede poner a la parrilla se llama barbacoa, desde pescado hasta cangrejos y nutrias (algo así como una rata). En Luisiana, la salsa picante sirve para todo. Las primeras salsas picantes embotelladas salieron de Louisiana, hogar de Tabasco Sauce. Hoy en día hay muchas salsas de barbacoa picantes y picantes en el mercado. Algunos simplemente se queman por la capsaicina (el ingrediente activo en los chiles), pero los mejores son las mezclas de varios tipos diferentes de picante, entre ellos: pimienta negra, pimienta blanca, mostaza, wasabi, varios tipos diferentes de chiles, además de un sabor subyacente de la carne del ají. Luego, el calor generalmente se templa con salsa de tomate y, a menudo, se contrarresta con dulzura. Bayou Bite, mi versión de una salsa barbacoa de Louisiana es una maravillosa mezcla de pimientos dulces y picantes que se usa como salsa de acabado, después de que la carne está cocida o como salsa para mojar que se sirve con la carne. Incluso si no te gustan las cosas calientes, deberías probar este.

8) Salsa Blanca de Alabama. Desarrollada para pollo por Big Bob Gibson Bar-B-Q en Decatur, Alabama, esta salsa de mayonesa y vinagre se ha vuelto tan conocida entre los fanáticos de la barbacoa que ha generado muchos admiradores y un puñado de imitadores. No lo recomiendo para la carne de cerdo, y no a todos les gusta con pollo, pero es tan popular en Alabama que debe considerarse un clásico regional. Chris Lilly, de Big Bob's dice que mi intento de aplicar ingeniería inversa a su Alabama White Sauce es "aterrador".

9) Masaje en seco de Memphis. Memphis ocupa el segundo lugar después de Kansas City como una ciudad de renombre a la barbacoa. Las costillas y el cerdo desmenuzado son las estrellas, aunque su especialidad local, quizás mejor llamada su rareza local, son los espaguetis a la barbacoa. No, no ponen la pasta en el hoyo, solo la rocían con salsa barbacoa. Por desgracia, no existe un estilo de salsa Memphis indígena distintivo. En todo el país, muchas paradas en boxes llaman a su salsa estilo Memphis, pero se están engañando a sí mismos y a nosotros. De hecho, muchos puristas de Memphis prefieren sus costillas "secas" con solo un toque de especias. Un restaurante debe tener confianza en su carne para servirla solo con especias y sin salsa. Muchos restaurantes de Memphis se han inclinado ante la demanda del público y ahora ofrecen una opción: seco o húmedo, con húmedo generalmente significa una salsa a base de tomate al estilo de Kansas City, quizás un poco más fina, más avinagrada. Los aderezos secos de Memphis suelen estar basados ​​en pimentón y los ingredientes típicos son sal, ajo, cebolla, pimienta negra, chile en polvo y orégano. "Meathead's Magic Dust" es un aliño muy versátil perfecto para las costillas, pero los lectores me han dicho que les encanta en todo, desde pavo hasta salmón. Quizás las costillas secas más veneradas se sirven en el Rendezvous de Charlie Vergos (llamado "The Vous" por los lugareños). Hay muchas recetas en Internet que los propietarios han difundido en medios crédulos. No están cerca. He revertido el Memphis Dry Rub al estilo Rendezvous, y mi receta está MUCHO más cerca del trato real.


La guía completa de estilo Barbecue & amp Sauce de Serious Eats

Nota: Hace unos años, el columnista de When Pigs Fly, James Boo, publicó dos guías independientes pero igualmente completas: una sobre los estilos de barbacoa regionales estadounidenses y la otra sobre las salsas regionales de barbacoa estadounidenses. Ahora, para celebrar la Semana de la Barbacoa, hemos combinado ambas publicaciones en una súper guía gloriosa, diseñada para brindarle la cobertura de barbacoa más enciclopédica posible. Disfrutar. —Los editores

Si eres un sabueso de la barbacoa, probablemente no seas tímido a la hora de expresar tu lealtad a ciertos estilos regionales de barbacoa. Esa es una forma educada de decir eso la gente ha estado peleando por lo que la barbacoa reina suprema desde que los pitmasters desarrollaron por primera vez estos estilos regionales.

Serious Eats realmente no tiene un perro en esta pelea: amamos los cabos quemados de Kansas City tanto como amamos un cerdo entero picado perfecto del este de Carolina. Dicho esto, decidimos que sería útil definir los distintos estilos regionales en América.

Carolina del Norte

A través de los años las Carolinas han desarrollado dos de las culturas de barbacoa más distintas del país. Se han escrito libros enteros sobre la señal de ambos estados. En ambos lados, el cerdo reina supremo. Los desacuerdos se centran en las partes del animal cocinadas, el uso de humo de leña y el tipo de salsa.

Carolina del Este barbacoa podría ser la interpretación más literal de la frase "cerdo fuera". Por lo general, consiste en cerdo entero, picado y mezclado con trozos de cracklin '(la piel crujiente y ahumada del cerdo).

Muchos restaurantes de barbacoa en el este de Carolina del Norte han cambiado a cocinar con gas, pero lugares como el Tragaluz Inn y Wilber's- apoyado por cláusulas del abuelo y otras excepciones en la ordenanza local, sin mencionar un tenaz sentido del deber - continúan fumando sus cerdos sobre brasas de madera dura. El taco de Eastern Carolina a menudo se sirve con una ensalada ligera a base de mayonesa y se adereza con una salsa minimalista.

La salsa: La salsa de vinagre, la primera evolución del líquido para asar a la parrilla, sigue siendo el condimento más básico de la barbacoa y la salsa preferida en muchos locales de Carolina. Como mínimo, se limita a vinagre blanco o de sidra y hojuelas de pimiento rojo seco, lo que produce un rociado picante y picante destinado a cortar el humo y la grasa de la barbacoa tradicional.

La salsa de vinagre se sirve mejor con cerdo entero y paleta de cerdo. La dulzura y el ahumado de la barbacoa de cerdo se complementan perfectamente con el sabor ácido del vinagre, y las sutilezas de la carne no quedarán ocultas por la consistencia fina de esta salsa.

El estilo Lexington, también conocido como Barbacoa de Piamonte y Barbacoa de Carolina del Oeste, se centra en Lexington, Carolina del Norte, una ciudad de unas 20.000 personas y cerca de 100 parrillas.

Este estilo está dominado por paleta de cerdo ahumada en leña, que van desde rebanadas hasta muy finamente picadas, y se sirven con repollo finamente picado.

La salsa: Salsa barbacoa estilo Lexington, mezclada con el repollo para crear ensalada de barbacoa, es picante y dulce, incorporando un poco de salsa de tomate o tomate en la salsa de vinagre despojado de sus contrapartes orientales.

Carolina del Sur

La barbacoa de Carolina del Sur está mejor representada por cerdo entero ahumado en leña.

El "cinturón mostaza" del centro de Carolina del Sur, donde el cerdo entero picado y ahumado sigue siendo la carne preferida, cuenta con el uso más pronunciado del país de una intensa salsa barbacoa a base de mostaza. Los restaurantes de barbacoa en la región de Midland también son partidarios de buffets de todo lo que puedas comer con grandes bandejas de vapor de cerdo salteado y pequeñas montañas de pollo frito.

La salsa: Véase más arriba. En el mejor de los casos, una salsa de mostaza rica y ácida, mezclada con vinagre y condimentos, complementa el cerdo desmenuzado ahumado dulce o el cerdo entero de una manera mucho más atrevida que su primo a base de tomate. Y al igual que la salsa de tomate espesa, la salsa de mostaza se sirve mejor como acompañamiento. Demasiado "oro de Carolina" puede convertir la mejor barbacoa en una masa agria y agria.

La barbacoa del este y oeste de Carolina del Sur, similar a sus vecinos en Carolina del Norte y Georgia, presenta salsas a base de vinagre y tomate sobre la carne de cerdo y el hachís de Carolina del Sur.

Kentucky

El cordero no es una rareza en muchas regiones de barbacoa, pero ninguna ciudad tiene mejor reputación cordero ahumado que Owensboro, Kentucky. La combinación de humo de leña y carne de oveja es uno de los sabores más complejos de la barbacoa.

Tennesse

Las costillas de cerdo son la especialidad más emblemática de Memphis, y aunque las costillas más famosas aquí se sirven secas, "costillas mojadas" rociados con salsa barbacoa roja son siempre una opción. Ciertos cocineros memphianos (te estoy mirando, Tienda Bar-B-Q!) no tienen miedo de aumentar el factor de especias.

La salsa: La salsa Memphis tiende a tener una base de tomate y vinagre, con un sabor dulce y una consistencia ligeramente líquida. La salsa barbacoa a base de tomate se convirtió en el nuevo estándar de la barbacoa estadounidense a mediados del siglo XX, pero esta salsa suaviza los tonos más dulces con el mordisco del vinagre. Es especialmente bueno con la barbacoa que ha desarrollado una corteza sustancial y ahumada, ya que los sabores más sutiles del cerdo desmenuzado o del cerdo entero pueden verse oscurecidos por la dulzura persistente de las salsas a base de tomate.

Memphis no se detiene en las costillas. Desde sándwiches de cerdo picados hasta mortadela ahumada y espaguetis a la barbacoa (me escuchaste), La barbacoa de Memphis sobresale en todas las formas de carne de cerdo. La carne de res es mucho menos popular, excepto una vez al año, cuando la pechuga y las costillas de res llegan a la parrilla en el Campeonato Mundial de Barbacoa Kosher.

Barbacoa rural de Tennessee se ha ganado una reputación en la comunidad de las barbacoas como la forma más pura de taco de cerdo ahumado en leña fuera de las Carolinas. Estos porros tienden a ser operaciones solo de fin de semana, fumando tan solo un cerdo entero por día durante hasta 20 horas antes de tirar, picar y rebanar con una salsa fina a base de vinagre. Erudito de la barbacoa John T. Edge ha testificado que más hacia el norte y extendiéndose hasta Kentucky, Tennessee, la barbacoa también incluye paleta de cerdo servida sobre tortas de azada cocidas en sartén.

Misuri

Calvin Trillin, quien infamemente declaró en El neoyorquino en 1974 que "Bryant's es el mejor maldito restaurante del mundo", dijo ciudad de Kansas en el mapa como un destino gastronómico serio. Casi 40 años después, el original Arthur Bryant todavía sirve patatas fritas con manteca de cerdo y barbacoa en un comedor lleno a la hora del almuerzo, mientras que a los relativamente recién llegados les gusta Oklahoma Joe's Mantenga vivo el legado de la ciudad para una nueva generación de fanáticos de las barbacoas.

los Sociedad de barbacoa de Kansas City ha establecido los estándares más dominantes para la barbacoa de cocción lenta en el país en la barbacoa por invitación del campeonato mundial de Jack Daniel's en Lynchburg, TN.

Kansas City es conocida como el crisol de la barbacoa. Camine hasta un mostrador y podrá encontrar casi cualquier cosa. Cerdo desmenuzado, costillas de cerdo, bistec de cerdo, pechuga de res, cordero ahumado, pollo ahumado y pavo en rodajas, lo que sea, lo ahuman.

La salsa: A espesa, dulce, a base de tomate y melaza brebaje que se ha convertido en un estándar estadounidense gracias a Heinz, K.C. Masterpiece and the other bottled sauce brands. Those nationally distributed, factory-made sauces have taken on a (not exactly recommendable) life of their own, but they don't faithfully represent the sauces actually served in Kansas City smoke joints.

Whereas vinegar-based sauces are essentially refined basting liquids, heavy tomato sauce can be just as much an attraction as the barbecue it coats. The impact is mostly in flavor these tend to be prepared with sweeteners like molasses or brown sugar, with inflections of vinegar, pepper, and other ingredients as the cook sees fit.

This town's gourmet choice, however, is a good plate of burnt ends. Taken from the tips of a fully cooked brisket and sometimes thrown back into the smoker to crisp, these are nuggets of pure barbecue gold.

On the other side of Missouri, St. Louis has made its own seminal contribution to barbecue: the neatly trimmed St. Louis style rib (the ends are trimmed before cooking). St. Louis also offers a unique dish in the thick-cut barbecue pork steak: it's seared, smoked, and basted with a tomato-and-vinegar-based sauce as it finishes cooking.

East St. Louis is home to the snoot, a pig's snout and its attached facial skin cooked over hot coals (these days, snoots are often boiled and fried, rather than grilled) until the copious fat is rendered and the skin gets thoroughly crisp. Pulled pork, sausages and other standards are cooked alongside the St. Louis specialties, but when it comes to local favorites, sauced snoot sandwiches win by a nose.

Chicago

De acuerdo a Lolis Eric Elie, author of the essential Smokestack Lightning: Adventures in Barbecue Country: "Chicago is an animal unto itself," particularly Chicago's South side, where the reputation for ribs began to grow during the 1950s. Pitmasters here, adapting rural Southern tradition to urban business, tend to smoke with charcoal or wood coals and cook for a relatively short period of time, yielding simple, "backyard-style ribs" that are firmer than their cousins down south.

While by no means exclusive to Chicago, rib tips are the city's most glowing contribution to the barbecue map. They are the byproduct of St. Louis-style ribs, literally cut from the ends of spare ribs and transformed into a pile of chewy, cartilage-rich chunks. When served by Lem's Bar-B-Q in the early 1950s, they were simply a good way for the Lemon brothers to make money from wasted meat. They've since become a Chicago staple.

Chicago has carved out a notch in barbecue technique with its aquarium smokers. Honey 1, Uncle John's, and any other smoke joint dedicated enough to cook with these formidable, wood-fired fish tanks, have come up with some of the best barbecue in the country. The relatively high cost and effort required to operate these beauts has led to their increasing use as a display case for gas-cooked meat, making the genuine article even more of a Chicago treasure.

Texas

The Lone Star state is the only member of the Union that rivals the Carolinas' unyielding, outspoken pride in barbecue. All the better for serious eaters, because that pride has given us Texas-sized portions of regional flavor.

En central Texas, the brisket, handmade sausage, and pork ribs are seasoned with little more than salt and pepper. Smoked over oak coals, it's served market-style without a lick of barbecue sauce. But when there es sauce, it tends to be a thin tomato-and-vinegar mixture.

East Texas barbecue, stretching from the state's eastern border to as far as Houston, is a direct descendant of the South's barbecue, brought to the region by slaves who arrived to farm cotton in the 1800s. Pork shoulder, sausage, brisket, and pork ribs are commonly smoked and sometimes served with a sweet, tomato-based sauce.

Open Pit Barbecue, according to Texas food guru Robb Walsh, is largely a thing of the past. At one point todos American barbecue was pit barbecue, cooked low and slow over wood coals in the ground, but West Texas held out longer than most, still holding open pit cookouts through the 1960s. These days Cooper's Old Time Pit Bar-B-Que is the most prominent place to pick a rack of ribs, slices of brisket, and more straight-off-the-rack 'cue from an outdoor pit.

Near the state's southern border with Mexico you'll find beef barbacoa, or pit-smoked cow's head.

Regional Barbecue Beyond the Capitals

The states of the Deep South support a wide range of restaurants, community cookouts, competitions and local recipes.

In Decatur, Alabama, Big Bob Gibson's is known for its pulled pork shoulder, which our man Ed Levine has declared "the finest pork shoulder sandwich on the planet." This barbecue shrine is also famous for smoked chicken served with a unique white barbecue sauce invented by Bob Gibson during the 1920s, but you can find just about any kind of 'cue up and down the state.

The sauce: White sauce is Alabama's most peculiar barbecue innovation. Made from mayonnaise, vinegar, and lemon juice, and boosted by black pepper, the consistency ranges from a thick dressing to a thin drizzle. White barbecue sauce is an excellent match for pulled pork, or a great baste for smoked chicken.

los Santa Maria style, born in California's central coast, is part of the state's Spanish heritage. Prepared mainly in the forms of tri-tip and top sirloin steak, Santa Maria barbecue is seasoned with salt, pepper and garlic and grilled over hot wood coals. Over the years this style has shifted from pit cooking to grilling.

Restaurant Barbecue

New York, America's restaurant capital, is exhibit A in the "noveau 'cue" experience. Each in its own way, establishments like Mighty Quinn's, Blue Smoke, and Fatty 'Cue recreate and re-imagine barbecue country in the big city kitchen.

Competition Barbecue

Anchored by the hands-on, democratic approach of the Kansas City Barbeque Society and the Memphis Barbecue Network, competition 'cue exists on a different plane from regional barbecue. While towns like Lexington, Lockhart and Owensboro are all about the preservation of local tradition, the net effect of national and state sanctioning bodies is the unification of barbecue under serious standards of technique. The flavors of top competition 'cue have changed over the years and will continue to change as top teams strive to outdo each other on the barbecue field.

It's not uncommon for competition teams to run their own businesses, contributing to the growth of restaurant barbecue. Their patron saints include Mike "The Legend" Mills y Paul "K.C. Baron of Barbecue" Kirk. Their years of cooking, competing, judging and restaurant building have not only produced some of the finest baby back ribs in the country, they've also set standards for the new wave of barbecue restaurateurs on a similar path.

Backyard Barbecue

Drawing from stylized ideas of West Coast living and backed by the invention of small-scale grills, backyard barbecue took the country by storm in the decades following World War II.

The form is dominated by burgers and dogs, but as more cooks have discovered the craft of smoking, backyard cookouts have taken on more ambitious dishes, including beer-can chicken and Thanksgiving turkey.

These last two forms are closest to the community-based traditions that dominated American barbecue from the early days of the English colonies to the development of regional styles. Die-hard regional partisans may snub backyard barbecues as nothing more than "grilling," but when you trace its roots, there's no denying that your dad's Weber has a special place in barbecue history.

Florida.

According to Serious Eater bkhuna, central Florida is the "land of no barbecue." Having only ever associated the entire state with gators, Scarface, and Stick Stickly, I'll have to take this one on faith. If any other Florida 'cue heads are in the house, I'm sure we'd both love to hear your thoughts on the Florida style.

Get the Recipes!

  • North Carolina Vinegar Sauce »
  • South Carolina Mustard Sauce »
  • Basic Barbecue Sauce »
  • White Barbecue Sauce »

You've Made It This Far!!

The same offer goes for other states. If you've got something to add about the barbecue style of your region, let us know in the comments!


5 Steps to Creating Your Own Barbecue Sauce

Want to make a signature sauce? Learn the basics and then go crazy. You&rsquore only limited by what&rsquos in your pantry.

Want to make a signature sauce? Learn the basics and then go crazy. You’re only limited by what’s in your pantry.

1. Try a classic. To figure out what you like in a barbecue sauce, start by understanding the classics. Most storebought sauces mimic the sweet, thick, ketchup-based Kansas City-style sauce. If you like something tangier, try the vinegary Eastern Carolina sauce. Prefer something in between? The Western Carolina saucemixes ketchup into the vinegar base. And don’t stop with the most well-known sauces. Try the more obscure South Carolina-style sweet mustard sauce or the Alabama mayo-based white sauce.

2. Vary the sweetener. After you feel comfortable with the basics, start playing around with the sweetener. Brown sugar is classic, but for a richer, sweet-bitter flavor, try blackstrap molasses. If you’re a locavore living in the Northeast, add maple syrup in the South, add sorghum. Or, wherever you are, try honey.

3. Consider adding fruit. When you’re making ribs or chicken wings, a thicker, sweet sauce is usually best. Instead of a purely tomato base, try mixing it up. For an especially sweet, sticky sauce, add guava paste. Use blueberries or blackberries for a jammier sauce or lemon juice for an extra hit of tang.

4. Raid your pantry. After you’ve settled on the base, play around with spices and condiments to make it your own. Try peanut butter and chipotle in adobo for a sweet-and-spicy sauce. Use hoisin in place of ketchup for an aromatic, Asian-inspired sauce, or sweet spices and dates for a Moroccan-inspired sauce. Dried ancho chiles are great for creating a sneakily spicy sauce. Other ideas: try adding Thai curry pastes and Asian fish sauce or harissa and pomegranate molasses.

5. Then raid your bar. All barbecue sauce needs some kind of liquid. For a California-inspired sauce, add red wine. A boozy, bourbon-spiked sauce is great with pork. Adding sodas, like root beer and cola, is a well-known pitmaster trick. For an eye-opening sauce with a pleasantly bitter edge, add brewed coffee.

Kristin Donnelly is a former Comida y vino editor and cofounder of Stewart & Claire, an all-natural line of lip balms made in Brooklyn.


Millones vienen a AmazingRibs.com todos los meses para obtener recetas de calidad probada, consejos sobre técnica, ciencia, eliminación de mitos, reseñas de productos e inspiración. Pero es caro ejecutar un sitio web con más de 4.000 páginas y no tenemos un gran socio corporativo como una cadena de televisión o un editor de revistas para subsidiarnos.

Nuestra fuente de sustento más importante son las personas que se unen a nuestro Pitmaster Club, pero no lo considere una donación. Los miembros obtienen 21 grandes beneficios. Bloqueamos todos los anuncios de terceros, les damos a los miembros libros electrónicos, revistas, entrevistas, seminarios web, más recetas, un sorteo mensual con premios por valor de hasta $ 2,000, descuentos en productos y, lo mejor de todo, una comunidad de cocineros con ideas afines gratis. guerras de llamas. Haga clic a continuación para ver todos los beneficios, obtener una membresía de prueba gratuita de 30 días y ayudar a mantener vivo este sitio.

Publique comentarios y preguntas a continuación

1) Pruebe el cuadro de búsqueda en la parte superior de cada página antes de pedir ayuda.

2) Intente publicar su pregunta en la página correspondiente.

3) Cuéntanos todo necesitamos saber para ayudar como el tipo de olla y termómetro. Los termómetros de dial a menudo tienen una diferencia de hasta 50 ° F, por lo que si no está usando un buen termómetro digital Probablemente no podamos ayudarlo con preguntas sobre el tiempo y la temperatura.. Lea este artículo sobre termómetros.

4) Si es miembro del Pitmaster Club, su inicio de sesión de comentarios probablemente sea diferente.


Regional Varieties

Depending on in which region you set up your smoker, you’ll come across different styles of BBQ sauce recipes. Also, these sauces are used in different ways. For example in some areas of the United States, the meat and ribs are first marinated in the sauce and then grilled, while in other regions like Texas it is applied once the meat or the ribs are grilled, especially pork butt and beef brisket. That being said the consistency and base ingredients lend themselves to the cooking style. A more acidic, thin sauce lends itself to a marinade while a thick sauce is likely used as a topper or glaze in the latter part of the cooking process.

The Kansas City Classic Barbecue Sauce

The origins of the Kansas City Classic BBQ sauce dates back to 1907, first prepared by Henry Perry, it was very spicy, hot, vinegary and not sweet. This became one of the most popular and delicious bbq sauces in the world and was known as Henry Perry’s sauce. However, during the 1970’s the recipe morphed into a simple tomato base, sweet prototype.

The recipe uses the classic rich red, tomato-based, sweet-tart sauce with either brown sugar or molasses along with vinegar. The best thing about KC style BBQ sauce is that it don’t penetrate the meat,but instead sits on top and complements the natural flavors of the meat. The best use of this type of sauce is to apply during the final stage of cooking. Apply a light coat during last five minutes of grill time and then one more coat once removed from grill during the rest time.

  • 2 Tbs Butter
  • 1 cebolla pequeña finamente picada
  • 3 cloves minced garlic
  • 2 cups Ketchup
  • 1/3 cup molasses
  • 1/3 taza de azúcar morena
  • 1/3 cup apple cider vinegar
  • 2 Tbsp yellow mustard
  • 1 Tbsp chili powder
  • 1 tsp ground pepper
  • 1/2 tsp cayenne pepper

Derrita la mantequilla en una cacerola mediana a fuego medio. Add onion and cook until softened, about 5 minutes. Agregue el ajo y cocine hasta que esté fragante, aproximadamente 30 segundos.

The South Carolina Mustard bbq sauce

South Carolina is known for its tangy mustard based sauce which delivers a sweet and spicy flavor profile to chopped pork, slow roasted ribs as well as a nice pork tenderloin or grilled chicken. The sauce comprises of vinegar, pepper, tomato sauce, ketchup and mustard. based prototype.

The Mustard is a perfect combination with pork. The sauce is traced back to early German immigrants in South Carolina and some of the first names associated with this sauce are Sweatman, Meyer, Zeigler, and Shealy.

  • 3/4 cup yellow mustard
  • 3/4 cup cider vinegar
  • 1 Tbsp light brown sugar
  • 1 1/2 Tbsp butter
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 Tbsp Worcestershire
  • 1 1/4 tsp black pepper
  • 2 tsp Louisiana hot sauce
  1. Combine all ingredients in small saucepan. Whisk to combine and occasionally while simmering for 20-30 minutes.
  2. Let cool before using.
  3. Save remainder in a sealed container in the refrigerator

East Carolina Mop Sauce

The history of East Carolina sauce tells us that the sauce was a simple and plain combination of hot pepper flakes and ground black pepper in vinegar. This sauce is mainly used with grilled meat. Unlike other sauces, which are thick and sticky, the East Carolina sauce is thin and piquant. This sauce is used to marinate meat as well as mop continuously over meat throughout the grilling or smoking process. The thin sauce will penetrate the protein deeply and impart its flavor throughout the meat.

  • 1 1/2 cups white vinegar
  • 1 tsp hot sauce
  • 2 Tbsp sugar
  • 1 Tbsp salt
  • 2 tsp crushed red pepper
  • 2 cucharaditas de pimienta negra
  1. Pour all the ingredients into a jar and shake. Let it sit for at least 12 hours to allow the flavors to meld. A week is better.
  2. You can use it as a mop when you cook, you can use it as a finishing sauce when you serve the meat, or both. In the Carolinas it is usually used as both a mop and a finishing sauce.
  3. To use it as both a mop and finishing sauce, warm it, pour a few ounces into a cup and paint it on the meat with a basting brush once every hour or so while it is cooking. If you use it as a mop, the sauce in the cup can get contaminated with uncooked meat juices on the brush. That’s why you don’t want to dip the brush in the whole bottle. Discard contaminated mop and serve untouched sauce at the table.

The Texas Mop Sauce

You never know what’s on the grill in Texas, beef ribs, pork butt, mutton, goat, and sausages are typical options, but the Texas specialty is beef brisket. This meat is on the tougher side and takes at least 12-18 hours to tender when cooked on low and slow smoke. Brisket in combination with a Texas mop sauce yields a flavorful result. The flavorful sauce will seep deep within the many layers of the brisket and help aid the tenderization.

  • 1 Tbsp Paprika
  • 2 cucharaditas de pimienta negra
  • 2 cucharaditas de chile en polvo
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 Tbsp butter
  • 1 cebolla mediana
  • 4 dientes de ajo picados
  • 1 green bell pepper chopped
  • 1 cup beer
  • 1/4 taza de salsa de tomate
  • 1/4 taza de vinagre de sidra de manzana
  • 3 Tbsp Worcestershire
  • 3 Tbsp steak sauce
  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • 2 tsp hot sauce
  • 2 cups beef, veal or chicken stock
  1. Mix the paprika, black pepper, chili powder, and cumin in a small bowl.
  2. In a small saucepan, melt the butter or fat and gently cook the onion over medium heat until translucent.
  3. Add the garlic, bell pepper, and the spice mix. Stir, and cook for two minutes to extract the flavors.
  4. Add the stock and the rest of the ingredients. Revuelva hasta que esté bien mezclado. Simmer on medium for 15 minutes. Taste and adjust as needed. Divide it in half and use half to mop the meat when cooking. Use the remainder to splash on the meat when served.

Alabama White Sauce

The Alabama sauce was specifically fashioned for chicken by Big Bob Gibson’s BBQ in Decatur, Alabama. This delicious sauce is a combination of mayonnaise and vinegar with aromatic spices. While grilled and smoked chicken is a perfect match for this viscous sauce. It’s also a known partner for chopped Boston Butt, too. As compared to other bbq sauces, it’s best used as a finisher or on the side for dipping.

  • 1 1/2 cups mayonnaise
  • 1/4 taza de agua
  • 1/4 taza de vinagre de vino blanco
  • 1 Tbsp coarse ground pepper
  • 1 Tbsp creole mustard
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azucar
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tsp prepared horseradish

Whisk together all ingredients until blended. Store in the refrigerator up to 1 week.

Some bbq lovers give a slight touch of ketchup as well, but it’s not a part of the traditional recipe.

Almost everyone has a difference preference of their bbq sauces. Some like spicy and some bbq lovers like the sweet sauce. Whichever type of bbq sauce you may like, one thing is for sure that it is delicious and taste relishing. Best of all it isn’t difficult to prepare your homemade bbq sauce.

Make a classic recipe your own

Don’t be afraid to experiment. First, if you’ve not tried sauces from other regions … DO! Once you’ve found the basic flavor profile that suits your family best, there’s plenty of room to take some chances and personalize your sauce. One easy way is to change up the sweet side. Instead of white sugar, use dark brown for a sauce that will have deep tones of caramel. You may want to substitute honey or jam instead of molasses. Vinegar is another easy substitution. Play with different types – apple cider vinegar, white vinegar or red wine vinegar or even a touch of balsamic for a richer glaze.

Spices and seasonings are another good opening for personalization. Try white pepper, cumin seeds, or even a little Madras Curry. Feel free to share your results – we’d love to hear what secret ingredient you add to really make BBQ sauce your own.


Ver el vídeo: antología de la cumbia peruana (Octubre 2021).