Recetas tradicionales

Village Prime: un asador sólido para el set de West Village

Village Prime: un asador sólido para el set de West Village

En el Nueva York En la escena gastronómica, los asadores son casi un fenómeno exclusivo de Midtown, salvo por una pareja en el distrito financiero de los Wall Street. Por lo tanto, tiene sentido que se abra un asador clásico en el Village, porque incluso la gente de moda del West Village también necesita bistec. Llamado Village Prime, este asador de un año sirve algunos clásicos del asador, así como un montón de sorpresas, y vale la pena mantenerlo en su radar.

El asador, ubicado en Bleecker Street, cerca de la Séptima Avenida, tiene capacidad para 70 personas, incluidos 5 en el bar, y es un espacio elegante que es acogedor pero cómodo, con banquetas de cuero, paredes de madera y vigas a la vista en el techo, mesas de nogal y luces tenues. Está claro que se toman muy en serio sus ingredientes: la carne de res se alimenta con pasto, USDA Prime y se añeja en seco durante 28 días, y todos los mariscos son frescos, incluida la cola de langosta en su surf & turf. El pastel de cangrejo gigante era grande y sabroso y estaba lleno de cangrejo (pero no muchos trozos grandes), y el pulpo carbonizado, con pimientos asados, alcaparras y hummus, estaba increíblemente tierno y perfectamente carbonizado (parecían bastante orgullosos de él, también).

En cuanto a los entrantes, nos quedamos con el bistec: el filet mignon en el surf & turf estaba perfectamente cocinado y bien dorado, y la langosta estaba fresca y bien cocida al vapor (se sugiere que opte por la cola al vapor en lugar de asada). La tira de Nueva York con hueso tiene un gran sabor alimentado con pasto y se cocinó a un perfecto medio raro, pero el exterior era sorprendentemente más gris que marrón, con solo un par de rayas de esa corteza oscura que buscas en un buen bistec. . Por otro lado, la crema de espinacas era rica y cremosa, y la comida llegó a una agradable conclusión con un delicioso budín de pan de plátano y chocolate. Otros elementos del menú que no encontrará en demasiados asadores incluyen pierna de cordero con polenta, cioppino, ravioles de langosta y branzino entero asado, por lo que hay algo para todos.

Si está buscando un bistec sólido en el Village, Village Prime es una apuesta bastante segura. La calidad de los bistecs es estelar y están bien añejados y cocinados a la temperatura adecuada, y el servicio también está a la altura de lo que encontrará en los lugares de moda de Midtown.


Una noche con: Slowly Shirley y # 8217s Jim Kearns

Los mejores bartenders de la ciudad de Nueva York no tienen mucho tiempo libre. Pero cuando tienen la oportunidad de salir, conocen los mejores bares, los mejores lugares para comer y todos los lugares nocturnos. En la nueva serie Night Out de VinePair, hablaremos con algunos de los mejores bartenders de la ciudad para aprender qué hacen cuando no están trabajando duro. Considere esto como su guía para la noche perfecta.

Pocas personas conocen un cóctel debidamente equilibrado como Jim Kearns. Kearns es el director de bebidas y socio de Slowly Shirley, el exclusivo bar de cócteles debajo de The Happiest Hour en West Village. Slowly Shirley presenta una asombrosa cantidad de cócteles elaborados con ingredientes caseros, licores difíciles de encontrar y sabores a menudo inesperados como la soja y el rábano picante.

Pero trabajar con bebidas no siempre estuvo en los planes de vida de Kearns. Se mudó a la ciudad de Nueva York hace 15 años para terminar una licenciatura en bellas artes en fotografía. Había trabajado en la industria de servicios durante 10 años en Phoenix, de donde es, y estaba listo para dejar eso atrás. Las necesidades financieras lo empujaron de nuevo a eso.

36 obsequios y artilugios para quien ama las bebidas

Trabajó como corredor de comida en Balthazar, luego como barback y eventualmente comenzó a comprar boletos para bebidas cuando los camareros salían para tomar un cigarro. Lo trasladaron a barman y luego lo atendieron en el DuMont en Brooklyn. Para 2015, estaba buscando trabajo nuevamente.

"Estaba pensando que solo necesito ganar dinero, iré a Meatpacking y ofreceré refrescos de vodka por $ 500 la noche, pensando que esos eran trabajos fáciles de conseguir", me dice Kearns desde el otro lado del bar en Slowly Shirley. No fue fácil de conseguir. Sin embargo, Kearns conoció a Sasha Petraske, el hombre a quien se atribuye en gran medida el inicio del renacimiento de los cócteles modernos.

Kearns se unió a Double Seven y pasó por más de un mes de riguroso entrenamiento en cócteles.

“Fue una verdadera revelación y una buena mercancía y me abrió la mente a la posibilidad de que el barman sea algo que podría perseguir más seriamente que solo como un medio para un fin”, dice Kearns. Estaba enganchado. Desde entonces ha trabajado como camarero en más lugares de los que puede contar. En 2014, entró y ayudó a diseñar el bar y desarrollar el programa de cócteles en Slowly Shirley.

Aquí están sus sugerencias para la noche perfecta.

Dónde comer

Frankies 457

Cuando se trata de tener una buena cena con su esposa, a Kearns le gusta quedarse en el vecindario de Carroll Gardens en Brooklyn, donde vive.

Su lugar habitual es Frankies 457, un acogedor local italiano con jardín. Él también sugiere Leyenda, un restaurante mexicano con licores latinos y un sólido programa de coctelería, y Clover club, una coctelería con menú de platos pequeños.

Para un gran restaurante, un programa de cócteles y una bebida tranquila, sugiere Kearns Carnes Prime.

Dónde tomar cócteles

Si estás en Brooklyn, los restaurantes favoritos de Kearns & # 8217 a menudo se duplican como excelentes lugares para tomar cócteles. Él también sugiere Bar de Long Island y Fuerte desafío.

En West Village y Greenwich Village de Slowly Shirley, Kearns sugiere dirigirse a El Up & amp Up y Término análogo para cócteles, y Solo empleados para bebidas y comidas nocturnas.

El nuevo lugar que más le entusiasma

Nuevos bares y restaurantes van y vienen en Nueva York. El nuevo lugar que más entusiasma a Kearns es La oficina, y Pajarera, que está dirigido por el reconocido grupo Alinea de Chicago.

Qué beber en Slowly Shirley

Bicicleta de pueblo

Este es un lugar donde dejar que el camarero le ayude a elegir una bebida no es nada de lo que avergonzarse. Déle a Kearns oa cualquiera de los otros bartenders una pequeña dirección de lo que le gusta y lo que no le gusta y deje que el barman lo tome a partir de ahí.

Las bebidas más populares son las Bicicleta de pueblo - hecho con jengibre, lichi y lima - y Fuego de pantano, que se elabora con chartreuse verde, cilantro, piña y ají. Otro favorito es el Temple Street Sour, que tiene jengibre, jarabe de rábano picante, limón, vinagre de vino de arroz, ginebra de California y coñac.


Una noche con: Slowly Shirley y # 8217s Jim Kearns

Los mejores bartenders de la ciudad de Nueva York no tienen mucho tiempo libre. Pero cuando tienen la oportunidad de salir, conocen los mejores bares, los mejores lugares para comer y todos los lugares nocturnos. En la nueva serie Night Out de VinePair, hablaremos con algunos de los mejores bartenders de la ciudad para aprender qué hacen cuando no están trabajando duro. Considere esto como su guía para la noche perfecta.

Pocas personas conocen un cóctel debidamente equilibrado como Jim Kearns. Kearns es el director de bebidas y socio de Slowly Shirley, el exclusivo bar de cócteles debajo de The Happiest Hour en West Village. Slowly Shirley presenta una asombrosa cantidad de cócteles elaborados con ingredientes caseros, licores difíciles de encontrar y sabores a menudo inesperados como la soja y el rábano picante.

Pero trabajar con bebidas no siempre estuvo en los planes de vida de Kearns. Se mudó a la ciudad de Nueva York hace 15 años para terminar una licenciatura en bellas artes en fotografía. Había trabajado en la industria de servicios durante 10 años en Phoenix, de donde es, y estaba listo para dejar eso atrás. Las necesidades financieras lo empujaron de nuevo a eso.

36 obsequios y artilugios para quien ama las bebidas

Trabajó como corredor de comida en Balthazar, luego como barback y eventualmente comenzó a comprar boletos para bebidas cuando los camareros salían para tomar un cigarro. Lo trasladaron a barman y luego lo atendieron en el DuMont en Brooklyn. Para 2015, estaba buscando trabajo nuevamente.

"Estaba pensando que solo necesito ganar dinero, iré a Meatpacking y ofreceré refrescos de vodka por $ 500 la noche, pensando que esos eran trabajos fáciles de conseguir", me dice Kearns desde el otro lado del bar en Slowly Shirley. No fue fácil de conseguir. Sin embargo, Kearns conoció a Sasha Petraske, el hombre a quien se atribuye en gran medida el inicio del renacimiento de los cócteles modernos.

Kearns se unió a Double Seven y pasó por más de un mes de riguroso entrenamiento en cócteles.

“Fue una verdadera revelación y una buena mercancía, y me abrió la mente a la posibilidad de que el barman sea algo que podría perseguir más seriamente que solo como un medio para un fin”, dice Kearns. Estaba enganchado. Desde entonces ha trabajado como camarero en más lugares de los que puede contar. En 2014, entró y ayudó a diseñar el bar y desarrollar el programa de cócteles en Slowly Shirley.

Aquí están sus sugerencias para la noche perfecta.

Dónde comer

Frankies 457

Cuando se trata de tener una buena cena con su esposa, a Kearns le gusta quedarse en el vecindario de Carroll Gardens en Brooklyn, donde vive.

Su lugar habitual es Frankies 457, un acogedor local italiano con jardín. Él también sugiere Leyenda, un restaurante mexicano con licores latinos y un sólido programa de coctelería, y Clover club, una coctelería con menú de platos pequeños.

Para un gran restaurante, un programa de cócteles y una bebida tranquila, sugiere Kearns Carnes Prime.

Dónde tomar cócteles

Si estás en Brooklyn, los restaurantes favoritos de Kearns & # 8217 a menudo se duplican como excelentes lugares para tomar cócteles. Él también sugiere Bar de Long Island y Fuerte desafío.

En West Village y Greenwich Village de Slowly Shirley, Kearns sugiere dirigirse a El Up & amp Up y Término análogo para cócteles, y Solo empleados para bebidas y comidas nocturnas.

El nuevo lugar por el que está más emocionado

Nuevos bares y restaurantes van y vienen en Nueva York. El nuevo lugar que más entusiasma a Kearns es La oficina, y Pajarera, que está dirigido por el reconocido grupo Alinea de Chicago.

Qué beber en Slowly Shirley

Bicicleta de pueblo

Este es un lugar donde dejar que el camarero le ayude a elegir una bebida no es nada de lo que avergonzarse. Déle a Kearns oa cualquiera de los otros bartenders una pequeña dirección de lo que le gusta y lo que no le gusta y deje que el barman lo tome a partir de ahí.

Las bebidas más populares son las Bicicleta de pueblo - hecho con jengibre, lichi y lima - y Fuego de pantano, que se elabora con chartreuse verde, cilantro, piña y ají. Otro favorito es el Temple Street Sour, que tiene jengibre, sirope de rábano picante, limón, vinagre de vino de arroz, ginebra de California y coñac.


Una noche con: Slowly Shirley y # 8217s Jim Kearns

Los mejores bartenders de la ciudad de Nueva York no tienen mucho tiempo libre. Pero cuando tienen la oportunidad de salir, conocen los mejores bares, los mejores lugares para comer y todos los lugares nocturnos. En la nueva serie Night Out de VinePair, hablaremos con algunos de los mejores bartenders de la ciudad para aprender qué hacen cuando no están trabajando duro. Considere esto como su guía para la noche perfecta.

Pocas personas conocen un cóctel debidamente equilibrado como Jim Kearns. Kearns es el director de bebidas y socio de Slowly Shirley, el exclusivo bar de cócteles debajo de The Happiest Hour en West Village. Slowly Shirley presenta una asombrosa cantidad de cócteles elaborados con ingredientes caseros, licores difíciles de encontrar y sabores a menudo inesperados como la soja y el rábano picante.

Pero trabajar con bebidas no siempre estuvo en los planes de vida de Kearns. Se mudó a la ciudad de Nueva York hace 15 años para terminar una licenciatura en bellas artes en fotografía. Había trabajado en la industria de servicios durante 10 años en Phoenix, de donde es, y estaba listo para dejar eso atrás. Las necesidades financieras lo empujaron de nuevo a eso.

36 obsequios y artilugios para quien ama las bebidas

Trabajó como corredor de comida en Balthazar, luego como barback y eventualmente comenzó a comprar boletos para bebidas cuando los camareros salían para tomar un cigarro. Lo trasladaron a barman y luego lo atendieron en el DuMont en Brooklyn. Para 2015, estaba buscando trabajo nuevamente.

"Estaba pensando que solo necesito ganar dinero, iré a Meatpacking y ofreceré refrescos de vodka por $ 500 la noche, pensando que esos eran trabajos fáciles de conseguir", me dice Kearns desde el otro lado del bar en Slowly Shirley. No fue fácil de conseguir. Sin embargo, Kearns conoció a Sasha Petraske, el hombre a quien se atribuye en gran medida el inicio del renacimiento de los cócteles modernos.

Kearns se unió a Double Seven y pasó por más de un mes de riguroso entrenamiento en cócteles.

“Fue una verdadera revelación y una buena mercancía y me abrió la mente a la posibilidad de que el barman sea algo que podría perseguir más seriamente que solo como un medio para un fin”, dice Kearns. Estaba enganchado. Desde entonces ha trabajado como camarero en más lugares de los que puede contar. En 2014, entró y ayudó a diseñar el bar y desarrollar el programa de cócteles en Slowly Shirley.

Aquí están sus sugerencias para la noche perfecta.

Dónde comer

Frankies 457

Cuando se trata de tener una buena cena con su esposa, a Kearns le gusta quedarse en el vecindario de Carroll Gardens en Brooklyn, donde vive.

Su lugar habitual es Frankies 457, un acogedor local italiano con jardín. Él también sugiere Leyenda, un restaurante mexicano con licores latinos y un sólido programa de coctelería, y Clover club, una coctelería con menú de platos pequeños.

Para un gran restaurante, un programa de cócteles y una bebida tranquila, sugiere Kearns Carnes Prime.

Dónde tomar cócteles

Si estás en Brooklyn, los restaurantes favoritos de Kearns & # 8217 a menudo se duplican como excelentes lugares para tomar cócteles. Él también sugiere Bar de Long Island y Fuerte desafío.

En West Village y Greenwich Village de Slowly Shirley, Kearns sugiere dirigirse a El Up & amp Up y Término análogo para cócteles, y Solo empleados para bebidas y comidas nocturnas.

El nuevo lugar que más le entusiasma

Nuevos bares y restaurantes van y vienen en Nueva York. El nuevo lugar que más entusiasma a Kearns es La oficina, y Pajarera, que está dirigido por el reconocido grupo Alinea de Chicago.

Qué beber en Slowly Shirley

Bicicleta de pueblo

Este es un lugar donde dejar que el camarero le ayude a elegir una bebida no es nada de lo que avergonzarse. Déle a Kearns oa cualquiera de los otros bartenders una pequeña dirección de lo que le gusta y lo que no le gusta y deje que el barman lo tome a partir de ahí.

Las bebidas más populares son las Bicicleta de pueblo - hecho con jengibre, lichi y lima - y Fuego de pantano, que se elabora con chartreuse verde, cilantro, piña y ají. Otro favorito es el Temple Street Sour, que tiene jengibre, sirope de rábano picante, limón, vinagre de vino de arroz, ginebra de California y coñac.


Una noche con: Slowly Shirley y # 8217s Jim Kearns

Los mejores bartenders de la ciudad de Nueva York no tienen mucho tiempo libre. Pero cuando tienen la oportunidad de salir, conocen los mejores bares, los mejores lugares para comer y todos los lugares nocturnos. En la nueva serie Night Out de VinePair, hablaremos con algunos de los mejores bartenders de la ciudad para aprender qué hacen cuando no están trabajando duro. Considere esto como su guía para la noche perfecta.

Pocas personas conocen un cóctel debidamente equilibrado como Jim Kearns. Kearns es el director de bebidas y socio de Slowly Shirley, el exclusivo bar de cócteles debajo de The Happiest Hour en West Village. Slowly Shirley presenta una asombrosa cantidad de cócteles elaborados con ingredientes caseros, licores difíciles de encontrar y sabores a menudo inesperados como la soja y el rábano picante.

Pero trabajar con bebidas no siempre estuvo en los planes de vida de Kearns. Se mudó a la ciudad de Nueva York hace 15 años para terminar una licenciatura en bellas artes en fotografía. Había trabajado en la industria de servicios durante 10 años en Phoenix, de donde es, y estaba listo para dejar eso atrás. Las necesidades financieras lo empujaron de nuevo a eso.

36 obsequios y artilugios para quien ama las bebidas

Trabajó como corredor de comida en Balthazar, luego como barback y eventualmente comenzó a comprar boletos para bebidas cuando los camareros salían para tomar un cigarro. Lo trasladaron a barman y luego lo atendieron en el DuMont en Brooklyn. Para 2015, estaba buscando trabajo nuevamente.

"Estaba pensando que solo necesito ganar dinero, iré a Meatpacking y ofreceré refrescos de vodka por $ 500 la noche, pensando que esos eran trabajos fáciles de conseguir", me dice Kearns desde el otro lado del bar en Slowly Shirley. No fue fácil de conseguir. Sin embargo, Kearns conoció a Sasha Petraske, el hombre a quien se atribuye en gran medida el inicio del renacimiento de los cócteles modernos.

Kearns se unió a Double Seven y pasó por más de un mes de riguroso entrenamiento en cócteles.

“Fue una verdadera revelación y una buena mercancía y me abrió la mente a la posibilidad de que el barman sea algo que podría perseguir más seriamente que solo como un medio para un fin”, dice Kearns. Estaba enganchado. Desde entonces ha trabajado como camarero en más lugares de los que puede contar. En 2014, entró y ayudó a diseñar el bar y desarrollar el programa de cócteles en Slowly Shirley.

Aquí están sus sugerencias para la noche perfecta.

Dónde comer

Frankies 457

Cuando se trata de tener una buena cena con su esposa, a Kearns le gusta quedarse en el vecindario de Carroll Gardens en Brooklyn, donde vive.

Su lugar habitual es Frankies 457, un acogedor local italiano con jardín. Él también sugiere Leyenda, un restaurante mexicano con licores latinos y un sólido programa de coctelería, y Clover club, una coctelería con menú de platos pequeños.

Para un gran restaurante, un programa de cócteles y una bebida tranquila, sugiere Kearns Carnes Prime.

Dónde tomar cócteles

Si estás en Brooklyn, los restaurantes favoritos de Kearns & # 8217 a menudo se duplican como excelentes lugares para tomar cócteles. Él también sugiere Bar de Long Island y Fuerte desafío.

En West Village y Greenwich Village de Slowly Shirley, Kearns sugiere dirigirse a El Up & amp Up y Término análogo para cócteles, y Solo empleados para bebidas y comidas nocturnas.

El nuevo lugar por el que está más emocionado

Nuevos bares y restaurantes van y vienen en Nueva York. El nuevo lugar que más entusiasma a Kearns es La oficina, y Pajarera, que está dirigido por el reconocido grupo Alinea de Chicago.

Qué beber en Slowly Shirley

Bicicleta de pueblo

Este es un lugar donde dejar que el camarero le ayude a elegir una bebida no es nada de lo que avergonzarse. Déle a Kearns oa cualquiera de los otros bartenders una pequeña dirección de lo que le gusta y lo que no le gusta y deje que el barman lo tome a partir de ahí.

Las bebidas más populares son las Bicicleta de pueblo - hecho con jengibre, lichi y lima - y Fuego de pantano, que se elabora con chartreuse verde, cilantro, piña y ají. Otro favorito es el Temple Street Sour, que tiene jengibre, sirope de rábano picante, limón, vinagre de vino de arroz, ginebra de California y coñac.


Una noche con: Slowly Shirley y # 8217s Jim Kearns

Los mejores bartenders de la ciudad de Nueva York no tienen mucho tiempo libre. Pero cuando tienen la oportunidad de salir, conocen los mejores bares, los mejores lugares para comer y todos los lugares nocturnos. En la nueva serie Night Out de VinePair, hablaremos con algunos de los mejores bartenders de la ciudad para aprender qué hacen cuando no están trabajando duro. Considere esto como su guía para la noche perfecta.

Pocas personas conocen un cóctel debidamente equilibrado como Jim Kearns. Kearns es el director de bebidas y socio de Slowly Shirley, el exclusivo bar de cócteles debajo de The Happiest Hour en West Village. Slowly Shirley presenta una asombrosa cantidad de cócteles elaborados con ingredientes caseros, licores difíciles de encontrar y sabores a menudo inesperados como la soja y el rábano picante.

Pero trabajar con bebidas no siempre estuvo en los planes de vida de Kearns. Se mudó a la ciudad de Nueva York hace 15 años para terminar una licenciatura en bellas artes en fotografía. Había trabajado en la industria de servicios durante 10 años en Phoenix, de donde es, y estaba listo para dejar eso atrás. Las necesidades financieras lo empujaron de nuevo a eso.

36 obsequios y artilugios para quien ama las bebidas

Trabajó como corredor de comida en Balthazar, luego como barback y, finalmente, comenzó a comprar boletos de bebida cuando los camareros salían para tomar un cigarro. Lo trasladaron a barman y luego lo atendieron en el DuMont en Brooklyn. Para 2015, estaba buscando trabajo nuevamente.

"Estaba pensando que solo necesito ganar dinero, iré a Meatpacking y ofreceré refrescos de vodka por $ 500 la noche, pensando que esos eran trabajos fáciles de conseguir", me dice Kearns desde el otro lado del bar en Slowly Shirley. No fue fácil de conseguir. Sin embargo, Kearns conoció a Sasha Petraske, el hombre al que se atribuye en gran medida el inicio del renacimiento de los cócteles modernos.

Kearns se unió a Double Seven y pasó por más de un mes de riguroso entrenamiento en cócteles.

“Fue una verdadera revelación y una buena mercancía y me abrió la mente a la posibilidad de que el barman sea algo que podría perseguir más seriamente que solo como un medio para un fin”, dice Kearns. Estaba enganchado. Desde entonces ha trabajado como camarero en más lugares de los que puede contar. En 2014, entró y ayudó a diseñar el bar y desarrollar el programa de cócteles en Slowly Shirley.

Aquí están sus sugerencias para la noche perfecta.

Dónde comer

Frankies 457

Cuando se trata de tener una buena cena con su esposa, a Kearns le gusta quedarse en el vecindario de Carroll Gardens en Brooklyn, donde vive.

Su lugar habitual es Frankies 457, un acogedor local italiano con jardín. Él también sugiere Leyenda, un restaurante mexicano con licores latinos y un sólido programa de coctelería, y Clover club, una coctelería con menú de platos pequeños.

Para un gran restaurante, un programa de cócteles y una bebida tranquila, sugiere Kearns Carnes Prime.

Dónde tomar cócteles

Si estás en Brooklyn, los restaurantes favoritos de Kearns & # 8217 a menudo se duplican como excelentes lugares para tomar cócteles. Él también sugiere Bar de Long Island y Fuerte desafío.

En West Village y Greenwich Village de Slowly Shirley, Kearns sugiere dirigirse a El Up & amp Up y Término análogo para cócteles, y Solo empleados para bebidas y comidas nocturnas.

El nuevo lugar que más le entusiasma

Nuevos bares y restaurantes van y vienen en Nueva York. El nuevo lugar que más entusiasma a Kearns es La oficina, y Pajarera, que está dirigido por el reconocido grupo Alinea de Chicago.

Qué beber en Slowly Shirley

Bicicleta de pueblo

Este es un lugar donde dejar que el camarero le ayude a elegir una bebida no es nada de lo que avergonzarse. Déle a Kearns oa cualquiera de los otros bartenders una pequeña dirección de lo que le gusta y lo que no le gusta y deje que el barman lo tome a partir de ahí.

Las bebidas más populares son las Bicicleta de pueblo - hecho con jengibre, lichi y lima - y Fuego de pantano, que se elabora con chartreuse verde, cilantro, piña y ají. Otro favorito es el Temple Street Sour, que tiene jengibre, sirope de rábano picante, limón, vinagre de vino de arroz, ginebra de California y coñac.


Una noche con: Slowly Shirley y # 8217s Jim Kearns

Los mejores bartenders de la ciudad de Nueva York no tienen mucho tiempo libre. Pero cuando tienen la oportunidad de salir, conocen los mejores bares, los mejores lugares para comer y todos los lugares nocturnos. En la nueva serie Night Out de VinePair, hablaremos con algunos de los mejores bartenders de la ciudad para aprender qué hacen cuando no están trabajando duro. Considere esto como su guía para la noche perfecta.

Pocas personas conocen un cóctel debidamente equilibrado como Jim Kearns. Kearns es el director de bebidas y socio de Slowly Shirley, el exclusivo bar de cócteles debajo de The Happiest Hour en West Village. Slowly Shirley presenta una asombrosa cantidad de cócteles elaborados con ingredientes caseros, licores difíciles de encontrar y sabores a menudo inesperados como la soja y el rábano picante.

Pero trabajar con bebidas no siempre estuvo en los planes de vida de Kearns. Se mudó a la ciudad de Nueva York hace 15 años para terminar una licenciatura en bellas artes en fotografía. Había trabajado en la industria de servicios durante 10 años en Phoenix, de donde es, y estaba listo para dejar eso atrás. Las necesidades financieras lo empujaron de nuevo a eso.

36 obsequios y artilugios para quien ama las bebidas

Trabajó como corredor de comida en Balthazar, luego como barback y eventualmente comenzó a comprar boletos para bebidas cuando los camareros salían para tomar un cigarro. Lo trasladaron a barman y luego lo atendieron en el DuMont en Brooklyn. Para 2015, estaba buscando trabajo nuevamente.

"Estaba pensando que solo necesito ganar dinero, iré a Meatpacking y ofreceré refrescos de vodka por $ 500 la noche, pensando que esos eran trabajos fáciles de conseguir", me dice Kearns desde el otro lado del bar en Slowly Shirley. No fue fácil de conseguir. Sin embargo, Kearns conoció a Sasha Petraske, el hombre al que se atribuye en gran medida el inicio del renacimiento de los cócteles modernos.

Kearns se unió a Double Seven y pasó por más de un mes de riguroso entrenamiento en cócteles.

“Fue una verdadera revelación y una buena mercancía y me abrió la mente a la posibilidad de que el barman sea algo que podría perseguir más seriamente que solo como un medio para un fin”, dice Kearns. Estaba enganchado. Desde entonces ha trabajado como camarero en más lugares de los que puede contar. En 2014, entró y ayudó a diseñar el bar y desarrollar el programa de cócteles en Slowly Shirley.

Aquí están sus sugerencias para la noche perfecta.

Dónde comer

Frankies 457

Cuando se trata de tener una buena cena con su esposa, a Kearns le gusta quedarse en el vecindario de Carroll Gardens en Brooklyn, donde vive.

Su lugar habitual es Frankies 457, un acogedor local italiano con jardín. Él también sugiere Leyenda, un restaurante mexicano con licores latinos y un sólido programa de coctelería, y Clover club, una coctelería con menú de platos pequeños.

Para un gran restaurante, un programa de cócteles y una bebida tranquila, sugiere Kearns Carnes Prime.

Dónde tomar cócteles

Si estás en Brooklyn, los restaurantes favoritos de Kearns & # 8217 a menudo se duplican como excelentes lugares para tomar cócteles. Él también sugiere Bar de Long Island y Fuerte desafío.

En West Village y Greenwich Village de Slowly Shirley, Kearns sugiere dirigirse a El Up & amp Up y Término análogo para cócteles, y Solo empleados para bebidas y comidas nocturnas.

El nuevo lugar que más le entusiasma

Nuevos bares y restaurantes van y vienen en Nueva York. El nuevo lugar que más entusiasma a Kearns es La oficina, y Pajarera, que está dirigido por el reconocido grupo Alinea de Chicago.

Qué beber en Slowly Shirley

Bicicleta de pueblo

Este es un lugar donde dejar que el camarero le ayude a elegir una bebida no es nada de lo que avergonzarse. Déle a Kearns oa cualquiera de los otros bartenders una pequeña dirección de lo que le gusta y lo que no le gusta y deje que el barman lo tome a partir de ahí.

Las bebidas más populares son las Bicicleta de pueblo - hecho con jengibre, lichi y lima - y Fuego de pantano, que se elabora con chartreuse verde, cilantro, piña y ají. Otro favorito es el Temple Street Sour, que tiene jengibre, sirope de rábano picante, limón, vinagre de vino de arroz, ginebra de California y coñac.


Una noche con: Slowly Shirley y # 8217s Jim Kearns

Los mejores bartenders de la ciudad de Nueva York no tienen mucho tiempo libre. Pero cuando tienen la oportunidad de salir, conocen los mejores bares, los mejores lugares para comer y todos los lugares nocturnos. En la nueva serie Night Out de VinePair, hablaremos con algunos de los mejores bartenders de la ciudad para aprender qué hacen cuando no están trabajando duro. Considere esto como su guía para la noche perfecta.

Pocas personas conocen un cóctel debidamente equilibrado como Jim Kearns. Kearns es el director de bebidas y socio de Slowly Shirley, el exclusivo bar de cócteles debajo de The Happiest Hour en West Village. Slowly Shirley presenta una asombrosa cantidad de cócteles elaborados con ingredientes caseros, licores difíciles de encontrar y sabores a menudo inesperados como la soja y el rábano picante.

Pero trabajar con bebidas no siempre estuvo en los planes de vida de Kearns. Se mudó a la ciudad de Nueva York hace 15 años para terminar una licenciatura en bellas artes en fotografía. Había trabajado en la industria de servicios durante 10 años en Phoenix, de donde es, y estaba listo para dejar eso atrás. Las necesidades financieras lo empujaron de nuevo a eso.

36 obsequios y artilugios para quien ama las bebidas

Trabajó como corredor de comida en Balthazar, luego como barback y eventualmente comenzó a comprar boletos para bebidas cuando los camareros salían para tomar un cigarro. Lo trasladaron a barman y luego lo atendieron en el DuMont en Brooklyn. Para 2015, estaba buscando trabajo nuevamente.

"Estaba pensando que solo necesito ganar dinero, iré a Meatpacking y ofreceré refrescos de vodka por $ 500 la noche, pensando que esos eran trabajos fáciles de conseguir", me dice Kearns desde el otro lado del bar en Slowly Shirley. No fue fácil de conseguir. Sin embargo, Kearns conoció a Sasha Petraske, el hombre a quien se atribuye en gran medida el inicio del renacimiento de los cócteles modernos.

Kearns se unió a Double Seven y pasó por más de un mes de riguroso entrenamiento en cócteles.

“Fue una verdadera revelación y una buena mercancía y me abrió la mente a la posibilidad de que el barman sea algo que podría perseguir más seriamente que solo como un medio para un fin”, dice Kearns. Estaba enganchado. Desde entonces ha trabajado como camarero en más lugares de los que puede contar. En 2014, entró y ayudó a diseñar el bar y desarrollar el programa de cócteles en Slowly Shirley.

Aquí están sus sugerencias para la noche perfecta.

Dónde comer

Frankies 457

Cuando se trata de tener una buena cena con su esposa, a Kearns le gusta quedarse en el vecindario de Carroll Gardens en Brooklyn, donde vive.

Su lugar habitual es Frankies 457, un acogedor local italiano con jardín. Él también sugiere Leyenda, un restaurante mexicano con licores latinos y un sólido programa de coctelería, y Clover club, una coctelería con menú de platos pequeños.

Para un gran restaurante, un programa de cócteles y una bebida tranquila, sugiere Kearns Carnes Prime.

Dónde tomar cócteles

Si estás en Brooklyn, los restaurantes favoritos de Kearns & # 8217 a menudo se duplican como excelentes lugares para tomar cócteles. Él también sugiere Bar de Long Island y Fuerte desafío.

En West Village y Greenwich Village de Slowly Shirley, Kearns sugiere dirigirse a El Up & amp Up y Término análogo para cócteles, y Solo empleados para bebidas y comidas nocturnas.

El nuevo lugar que más le entusiasma

Nuevos bares y restaurantes van y vienen en Nueva York. El nuevo lugar que más entusiasma a Kearns es La oficina, y Pajarera, que está dirigido por el reconocido grupo Alinea de Chicago.

Qué beber en Slowly Shirley

Bicicleta de pueblo

Este es un lugar donde dejar que el camarero le ayude a elegir una bebida no es nada de lo que avergonzarse. Déle a Kearns oa cualquiera de los otros bartenders una pequeña dirección de lo que le gusta y lo que no le gusta y deje que el barman lo tome a partir de ahí.

Las bebidas más populares son las Bicicleta de pueblo - hecho con jengibre, lichi y lima - y Fuego de pantano, que se elabora con chartreuse verde, cilantro, piña y ají. Otro favorito es el Temple Street Sour, que tiene jengibre, sirope de rábano picante, limón, vinagre de vino de arroz, ginebra de California y coñac.


Una noche con: Slowly Shirley y # 8217s Jim Kearns

Los mejores bartenders de la ciudad de Nueva York no tienen mucho tiempo libre. Pero cuando tienen la oportunidad de salir, conocen los mejores bares, los mejores lugares para comer y todos los lugares nocturnos. En la nueva serie Night Out de VinePair, hablaremos con algunos de los mejores bartenders de la ciudad para aprender qué hacen cuando no están trabajando duro. Considere esto como su guía para la noche perfecta.

Pocas personas conocen un cóctel debidamente equilibrado como Jim Kearns. Kearns es el director de bebidas y socio de Slowly Shirley, el exclusivo bar de cócteles debajo de The Happiest Hour en West Village. Slowly Shirley presenta una asombrosa cantidad de cócteles elaborados con ingredientes caseros, licores difíciles de encontrar y sabores a menudo inesperados como la soja y el rábano picante.

Pero trabajar con bebidas no siempre estuvo en los planes de vida de Kearns. He moved to New York City 15 years ago to finish a bachelor of fine arts in photography. He’d worked in the service industry for 10 years in Phoenix, where he’s from, and was ready to leave that behind. Financial needs pushed him back into it.

36 Gifts and Gadgets For Anyone Who Loves Drinks

He worked as a food runner at Balthazar, then as a barback and eventually started picking up drink tickets when the bartenders stepped out for cigar breaks. He was moved up to bartender, and then tended bar at the DuMont in Brooklyn. By 2015, he was looking for work again.

“I was just thinking I just need to make money, I’ll go to Meatpacking and sling vodka sodas for $500 a night, thinking those were easy jobs to get,” Kearns tells me from across the bar at Slowly Shirley. It wasn’t easy to get. Kearns did, however, meet Sasha Petraske, the man largely credited with initiating the modern cocktail revival.

Kearns joined on for Double Seven and went through more than a month of rigorous cocktail training.

“It was a real eye opener and a cool commodity and opened my mind to the possibility of bartending being something that I could pursue more seriously than just as a means to an end,” Kearns says. He was hooked. He’s since bartended at more places than he can count. In 2014, he came in and helped design the bar and develop the cocktail program at Slowly Shirley.

Here are his suggestions for the perfect night out.

Dónde comer

Frankies 457

When it comes to getting a nice dinner with his wife, Kearns likes to stay around the Carroll Gardens neighborhood in Brooklyn where he lives.

His regular spot is Frankies 457, a cozy Italian spot with a garden. He also suggests Leyenda, a Mexican restaurant with Latin spirits and a solid cocktail program, and Clover club, a cocktail bar with a small plates menu.

For a great restaurant, cocktail program, and a quiet drink, Kearns suggests Prime Meats.

Where to drink cocktails

If you’re in Brooklyn, Kearns’ favorite restaurants more often than not double as great places to get cocktails. He also suggests Long Island Bar y Fort Defiance.

In the West Village and Greenwich Village by Slowly Shirley, Kearns suggests heading over to The Up & Up y Analogue for cocktails, and Employees Only for drinks and late-night eats.

The new spot he’s most excited about

New bars and restaurants come and go in New York. The new place that Kearns is most excited about is The Office, y Aviary, which is run by the renowned Alinea group from Chicago.

What to drink at Slowly Shirley

Village Bicycle

This is a place where letting the bartender help you pick a drink is nothing to be ashamed of. Give Kearns or any of the other bartenders a little direction of what you like and don’t like and let the bartender take it from there.

The most popular drinks are the Village Bicycle — made with ginger, lychee, and lime — and Swamp Fire, which is made with green chartreuse, cilantro, pineapple, and chili. Another favorite is the Temple Street Sour, which has ginger, horseradish syrup, lemon, rice wine vinegar, California gin, and Cognac.


A Night Out With: Slowly Shirley’s Jim Kearns

New York City’s best bartenders don’t have a lot of time off. But when they do get a chance to go out, they know the best bars, the best places to eat, and all the late-night spots. In VinePair’s new Night Out series, we’ll be speaking with some of the top bartenders in the city to learn what they do when they aren’t hard at work. Consider this your guide to the perfect night out.

Few people know a properly balanced cocktail like Jim Kearns. Kearns is the beverage director and partner at Slowly Shirley, the upscale cocktail bar beneath The Happiest Hour in the West Village. Slowly Shirley features a staggering number of cocktails crafted with homemade ingredients, hard-to-find liquors, and often-unexpected flavors like soy and horseradish.

But working with drinks wasn’t always in Kearns’ life plans. He moved to New York City 15 years ago to finish a bachelor of fine arts in photography. He’d worked in the service industry for 10 years in Phoenix, where he’s from, and was ready to leave that behind. Financial needs pushed him back into it.

36 Gifts and Gadgets For Anyone Who Loves Drinks

He worked as a food runner at Balthazar, then as a barback and eventually started picking up drink tickets when the bartenders stepped out for cigar breaks. He was moved up to bartender, and then tended bar at the DuMont in Brooklyn. By 2015, he was looking for work again.

“I was just thinking I just need to make money, I’ll go to Meatpacking and sling vodka sodas for $500 a night, thinking those were easy jobs to get,” Kearns tells me from across the bar at Slowly Shirley. It wasn’t easy to get. Kearns did, however, meet Sasha Petraske, the man largely credited with initiating the modern cocktail revival.

Kearns joined on for Double Seven and went through more than a month of rigorous cocktail training.

“It was a real eye opener and a cool commodity and opened my mind to the possibility of bartending being something that I could pursue more seriously than just as a means to an end,” Kearns says. He was hooked. He’s since bartended at more places than he can count. In 2014, he came in and helped design the bar and develop the cocktail program at Slowly Shirley.

Here are his suggestions for the perfect night out.

Dónde comer

Frankies 457

When it comes to getting a nice dinner with his wife, Kearns likes to stay around the Carroll Gardens neighborhood in Brooklyn where he lives.

His regular spot is Frankies 457, a cozy Italian spot with a garden. He also suggests Leyenda, a Mexican restaurant with Latin spirits and a solid cocktail program, and Clover club, a cocktail bar with a small plates menu.

For a great restaurant, cocktail program, and a quiet drink, Kearns suggests Prime Meats.

Where to drink cocktails

If you’re in Brooklyn, Kearns’ favorite restaurants more often than not double as great places to get cocktails. He also suggests Long Island Bar y Fort Defiance.

In the West Village and Greenwich Village by Slowly Shirley, Kearns suggests heading over to The Up & Up y Analogue for cocktails, and Employees Only for drinks and late-night eats.

The new spot he’s most excited about

New bars and restaurants come and go in New York. The new place that Kearns is most excited about is The Office, y Aviary, which is run by the renowned Alinea group from Chicago.

What to drink at Slowly Shirley

Village Bicycle

This is a place where letting the bartender help you pick a drink is nothing to be ashamed of. Give Kearns or any of the other bartenders a little direction of what you like and don’t like and let the bartender take it from there.

The most popular drinks are the Village Bicycle — made with ginger, lychee, and lime — and Swamp Fire, which is made with green chartreuse, cilantro, pineapple, and chili. Another favorite is the Temple Street Sour, which has ginger, horseradish syrup, lemon, rice wine vinegar, California gin, and Cognac.


A Night Out With: Slowly Shirley’s Jim Kearns

New York City’s best bartenders don’t have a lot of time off. But when they do get a chance to go out, they know the best bars, the best places to eat, and all the late-night spots. In VinePair’s new Night Out series, we’ll be speaking with some of the top bartenders in the city to learn what they do when they aren’t hard at work. Consider this your guide to the perfect night out.

Few people know a properly balanced cocktail like Jim Kearns. Kearns is the beverage director and partner at Slowly Shirley, the upscale cocktail bar beneath The Happiest Hour in the West Village. Slowly Shirley features a staggering number of cocktails crafted with homemade ingredients, hard-to-find liquors, and often-unexpected flavors like soy and horseradish.

But working with drinks wasn’t always in Kearns’ life plans. He moved to New York City 15 years ago to finish a bachelor of fine arts in photography. He’d worked in the service industry for 10 years in Phoenix, where he’s from, and was ready to leave that behind. Financial needs pushed him back into it.

36 Gifts and Gadgets For Anyone Who Loves Drinks

He worked as a food runner at Balthazar, then as a barback and eventually started picking up drink tickets when the bartenders stepped out for cigar breaks. He was moved up to bartender, and then tended bar at the DuMont in Brooklyn. By 2015, he was looking for work again.

“I was just thinking I just need to make money, I’ll go to Meatpacking and sling vodka sodas for $500 a night, thinking those were easy jobs to get,” Kearns tells me from across the bar at Slowly Shirley. It wasn’t easy to get. Kearns did, however, meet Sasha Petraske, the man largely credited with initiating the modern cocktail revival.

Kearns joined on for Double Seven and went through more than a month of rigorous cocktail training.

“It was a real eye opener and a cool commodity and opened my mind to the possibility of bartending being something that I could pursue more seriously than just as a means to an end,” Kearns says. He was hooked. He’s since bartended at more places than he can count. In 2014, he came in and helped design the bar and develop the cocktail program at Slowly Shirley.

Here are his suggestions for the perfect night out.

Dónde comer

Frankies 457

When it comes to getting a nice dinner with his wife, Kearns likes to stay around the Carroll Gardens neighborhood in Brooklyn where he lives.

His regular spot is Frankies 457, a cozy Italian spot with a garden. He also suggests Leyenda, a Mexican restaurant with Latin spirits and a solid cocktail program, and Clover club, a cocktail bar with a small plates menu.

For a great restaurant, cocktail program, and a quiet drink, Kearns suggests Prime Meats.

Where to drink cocktails

If you’re in Brooklyn, Kearns’ favorite restaurants more often than not double as great places to get cocktails. He also suggests Long Island Bar y Fort Defiance.

In the West Village and Greenwich Village by Slowly Shirley, Kearns suggests heading over to The Up & Up y Analogue for cocktails, and Employees Only for drinks and late-night eats.

The new spot he’s most excited about

New bars and restaurants come and go in New York. The new place that Kearns is most excited about is The Office, y Aviary, which is run by the renowned Alinea group from Chicago.

What to drink at Slowly Shirley

Village Bicycle

This is a place where letting the bartender help you pick a drink is nothing to be ashamed of. Give Kearns or any of the other bartenders a little direction of what you like and don’t like and let the bartender take it from there.

The most popular drinks are the Village Bicycle — made with ginger, lychee, and lime — and Swamp Fire, which is made with green chartreuse, cilantro, pineapple, and chili. Another favorite is the Temple Street Sour, which has ginger, horseradish syrup, lemon, rice wine vinegar, California gin, and Cognac.


Ver el vídeo: Ataud Asador en Venta, Carbon y Mesa (Octubre 2021).