Recetas tradicionales

El viaje de un chef a la apertura de su primer restaurante

El viaje de un chef a la apertura de su primer restaurante

Hace diez años, el recién graduado del Culinary Institute of America, Cornelius Gallagher, se acercó al Livanos Restaurant Group, propietario de Oceana y Abboccato, con sede en Nueva York, con un plan de negocios para abrir su propio restaurante.

El entonces nativo de Bronx, Nueva York, de 30 años, había trabajado con chefs de renombre como Gray Kunz y Daniel Boulud y estaba listo para emprender el camino por su cuenta.

La familia Livanos, que opera restaurantes que van desde comensales en los suburbios de Nueva York hasta restaurantes de alta cocina en Manhattan, no invirtió en el restaurante de Gallagher, pero le dieron un trabajo bajo las órdenes del chef interino de Oceana, quien estaba luchando después de la partida de el chef ejecutivo Rick Moonen.

“Estuve allí unas tres semanas y pensé, puedo cocinar mucho mejor que el chef aquí, así que les dije que el trabajo no era para mí, que estaba buscando un lugar donde pudiera conseguir [el mío] revisión de tres estrellas ”, dijo Gallagher. "Al día siguiente me nombraron chef".

Gallagher obtuvo su reseña de tres estrellas, de The New York Times, en Oceana. En 2003 también fue nombrado uno de los "Mejores nuevos chefs" de la revista Food & Wine.

Pero Gallagher siguió albergando sueños de tener su propio restaurante, y esos sueños se hicieron realidad la semana pasada, cuando abrió Dragonfly, un restaurante de 69 asientos en el Upper East Side de Manhattan que sirve la interpretación del chef de la comida callejera asiática.

La apertura no fue fácil. Gallagher había querido abrir un restaurante poco después de dejar Oceana en 2006, pero la economía y los mercados crediticios no estaban a su favor. Después de reunir el capital con inversionistas y con sus propios ahorros, estuvo listo en septiembre de 2008, el momento exacto en que la economía y los mercados crediticios se desplomaron.

Pero su restaurante ahora está abierto, y entre trabajar 120 horas la semana anterior a la apertura y 110 horas durante la primera semana del restaurante, se tomó el tiempo para hablar sobre su nuevo restaurante con Nation's Restaurant News.

¿Qué hizo cuando sus planes de abrir fracasaron a finales de 2008?

[Mi] proceso de pensamiento fue abrir un restaurante en el que yo fuera el propietario-operador, con inversores pero sin otros socios operativos. Había visto amigos que abrían con socios operativos y terminaron peleando. Quería abrir un lugar en el que fuera yo quien tomara las decisiones.

[Después de 2008] Afortunadamente, no estaba en una posición en la que tuviera que tomar decisiones apresuradas, así que me tomé mi tiempo.

Mi amigo [ex chef de Tribeca Grill] Don Pintabona me presentó a la familia Bohlsen en Long Island y pasé casi tres años trabajando para ellos. Abrí dos restaurantes: un lugar italiano llamado Verace y un lugar asiático llamado Monsoon. Son operadores muy inteligentes y es bueno conocerlos. Me enseñaron cómo llevar un restaurante como negocio.

También me llevaron a Asia para investigar sobre la apertura de Monsoon. Fuimos a Koh Samet y Bangkok en Tailandia, Cu Chi y Saigon en Vietnam y Hong Kong en China. Me quedé completamente impresionado por lo hermoso que era todo, especialmente Tailandia.

Quiero decir, Vietnam fue increíble, y la preparación de verduras es ante todo porque es un país asolado por la pobreza. Pero Bangkok es una especie de Nueva York de Asia. Es una confluencia de culturas circundantes. Tienes chino y malayo y es muy interesante.

¿Ha ayudado esa experiencia con el desarrollo de Dragonfly?

Sí. Mi objetivo con este restaurante es tomar mis años de [aprender técnicas culinarias] y aplicarlas a la comida asiática.

Pero la comida no es como la harían en Tailandia o Japón. Es al estilo de Nueva York. Me gusta el pescado crudo de Japón, las verduras de Vietnam, las especias de Tailandia y la combinación de dulce, ácido, picante y salado de China, y lo estoy usando para la comida en Dragonfly.

¿Qué platos se venden bien?

Mis camarones glaseados. Se asa a la sartén con coco, curry amarillo y salsa de pescado, y se termina con un poco de lima, guisantes y brotes de guisantes. La salsa de pescado le da ese tipo de sabor funky umami. Funciona de la misma manera que la hoja de laurel para darle un regusto diferente.

También tenemos carrilleras de ternera estofadas que vendemos mucho. Los cubrimos con especias y luego los guisamos en un adobo de tomate condimentado. También hacemos tater tots de wasabi con mayonesa picante. Son un poco grandes con queso gruyere adentro, y los sumerges en la mayonesa picante hecha con salsa Sriracha y aceite de ajonjolí. Lo ponemos en un molde y lo cubrimos con una semilla de sésamo tostada.

¿Cuál es su cheque promedio por persona?

Cuesta alrededor de $ 45. Eso es con un aperitivo, plato principal, postre y una bebida o una copa de vino. Quiero cobrar lo que cobran todos los demás en el área, pero entregar un producto mejor.

¿Cómo va el negocio?

Las primeras tres noches hicimos 100 covers cada noche, y desde entonces lo hemos estado haciendo muy bien. Somos muy afortunados.

Póngase en contacto con Bret Thorn en [email protected]
Síguelo en Twitter: @foodwriterdiary


¿Te encanta la comida judía? ¡Suscríbase a nuestro boletín de recetas de Nosher!

Durante casi una década, el chef Avi Shemtov ha sido un pionero en la escena gastronómica de Boston y los rsquos. En 2010, lanzó The Chubby Chickpea, uno de los primeros camiones de comida en la ciudad, que sirve comida callejera al estilo israelí, desde falafel y shwarma de pollo hasta papas fritas con garbanzos. Hace dos años, lanzó Tapped Beer Trucks, la primera flota móvil de artesanías y vinos locales del área.

Pero Shemtov, de 34 años, ha soñado durante mucho tiempo con abrir un restaurante de servicio completo para ofrecer a los comensales del área de Boston un toque contemporáneo de platos sefardíes e israelíes inspirados en sus raíces turco-israelíes. Durante los últimos años, Shemtov se ha estado preparando para el momento, perfeccionando su concepto de restaurante en los pop-ups que atraen a una diversa gama de comensales a sus eventos con entradas agotadas.

Y ahora, finalmente, llega el restaurante de servicio completo Simcha, Shemtov & rsquos que abrió en marzo en la ciudad natal de Shemtov & rsquos, Sharon, un suburbio a unas 20 millas al sur de Boston.

Con sus aromáticos platos sefardíes de Israel, Turquía, África del Norte y la Península Ibérica, Shemtov espera compartir la historia del viaje global del pueblo israelí y las formas en que este viaje de siglos ha influido en su comida, dijo Shemtov al Nosher en una conversación telefónica.

Simcha, que significa alegría y celebración en hebreo, también lleva el nombre de la abuela paterna de Shemtov & rsquos. En 1949, sus abuelos huyeron de la persecución en su Turquía natal y se reubicaron en Israel, donde su abuelo abrió un puesto de verduras en el famoso mercado Mahane Yehuda en Jerusalén. Cuando su padre, nacido en Israel, emigró a los Estados Unidos cuando era joven, avanzó a toda máquina en el negocio de los restaurantes.

El aprecio de Shemtov & rsquos por la comida tradicional sefardí e israelí se remonta a su infancia. "Comimos lo que los otros niños no comieron, ensalada de berenjena y hummus, cordero estofado, huevos en salsa de tomate, que ahora sabemos que es shakshuka", dijo.

Con el objetivo de un ambiente cómodo y acogedor, el Simcha de 38 asientos y 1,200 pies cuadrados sirve cenas de martes a sábado y un brunch los domingos. El bar para ocho personas incluye cerveza artesanal local y ofrece un menú de degustación. Shemtov también produce pita casera, hecha con una mezcla de harinas blancas y de trigo integral y horneada en un horno de leña Simcha & rsquos de 900 grados hecho a medida.

¿Qué & rsquos en el menú? Los platos pequeños incluyen varias variedades de hummus, incluido uno hecho con frijoles cultivados en Maine y tahini, y otro hecho con frijoles blancos y tocino. También encontrará zanahorias marroquíes carbonizadas servidas con jarabe de azahar y poutine de costilla corta, una polenta cremosa de garbanzos con costilla corta. salsa y queso feta búlgaro.

Y luego está la ensalada de pulpo, que se sirve con zhug verde, la salsa picante tradicional yemenita y verduras en escabeche. Shemtov desarrolló un gusto por el pulpo en un restaurante mediterráneo del área de Boston, le dijo a Nosher. Su versión está impregnada de una mezcla de especias sefardíes que es un maridaje perfecto para el manjar del mar que es popular en la cocina mediterránea.

Los platos principales más grandes incluyen pollo frito yemenita, inspirado en una visita a Nashville. Recreó el alimento básico del sur, en salmuera y rebozado con harina de garbanzo y servido con una salsa picante zhug. El pollo se ha convertido en el segundo plato más popular de Simcha & rsquos, solo detrás del hummus, según Shemtov.

Shemtov le da crédito a su padre chef por enseñarle sus habilidades en el negocio de alimentos y a su madre, una trabajadora social, por impartir sus habilidades con las personas. En estos días, las tornas han cambiado y los padres de Shemtov & rsquos disfrutan de las comidas en el restaurante de la ciudad natal de su hijo & rsquos. Y, reveló Shemtov, su padre ahora es fanático de su pulpo.


¿Te encanta la comida judía? ¡Suscríbase a nuestro boletín de recetas de Nosher!

Durante casi una década, el chef Avi Shemtov ha sido un pionero en la escena gastronómica de Boston y los rsquos. En 2010, lanzó The Chubby Chickpea, uno de los primeros camiones de comida en la ciudad, que sirve comida callejera al estilo israelí, desde falafel y pollo shwarma hasta papas fritas con garbanzos. Hace dos años, lanzó Tapped Beer Trucks, la primera flota móvil de artesanías y vinos locales del área.

Pero Shemtov, de 34 años, ha soñado durante mucho tiempo con abrir un restaurante de servicio completo para ofrecer a los comensales del área de Boston un toque contemporáneo de platos sefardíes e israelíes inspirados en sus raíces turco-israelíes. Durante los últimos años, Shemtov se ha estado preparando para el momento, perfeccionando su concepto de restaurante en los pop-ups que atraen a una diversa gama de comensales a sus eventos con entradas agotadas.

Y ahora, finalmente, llega el restaurante de servicio completo Simcha, Shemtov & rsquos que abrió en marzo en la ciudad natal de Shemtov & rsquos, Sharon, un suburbio a unas 20 millas al sur de Boston.

Con sus aromáticos platos sefardíes de Israel, Turquía, África del Norte y la Península Ibérica, Shemtov espera compartir la historia del viaje global del pueblo israelí y las formas en que este viaje de siglos ha influido en su comida, dijo Shemtov al Nosher en una conversación telefónica.

Simcha, que significa alegría y celebración en hebreo, también lleva el nombre de la abuela paterna de Shemtov & rsquos. En 1949, sus abuelos huyeron de la persecución en su Turquía natal y se reubicaron en Israel, donde su abuelo abrió un puesto de verduras en el famoso mercado Mahane Yehuda en Jerusalén. Cuando su padre, nacido en Israel, emigró a los Estados Unidos cuando era joven, avanzó a toda máquina en el negocio de los restaurantes.

El aprecio de Shemtov & rsquos por la comida tradicional sefardí e israelí se remonta a su infancia. "Comimos lo que los otros niños no comieron, ensalada de berenjena y hummus, cordero estofado, huevos en salsa de tomate, que ahora sabemos que es shakshuka", dijo.

Con el objetivo de un ambiente cómodo y acogedor, el Simcha de 38 asientos y 1,200 pies cuadrados sirve cenas de martes a sábado y un brunch los domingos. El bar para ocho personas incluye cerveza artesanal local y ofrece un menú de degustación. Shemtov también produce pita casera, hecha con una mezcla de harinas de trigo blanco e integral y horneada en un horno de leña Simcha & rsquos de 900 grados hecho a medida.

¿Qué & rsquos en el menú? Los platos pequeños incluyen varias variedades de hummus, incluido uno hecho con frijoles cultivados en Maine y tahini, y otro hecho con frijoles blancos y tocino. También encontrará zanahorias marroquíes carbonizadas servidas con jarabe de azahar y poutine de costilla corta, una polenta cremosa de garbanzos con costilla corta salsa y queso feta búlgaro.

Y luego está la ensalada de pulpo, que se sirve con zhug verde, la salsa picante tradicional yemenita y verduras en escabeche. Shemtov desarrolló un gusto por el pulpo en un restaurante mediterráneo del área de Boston, le dijo a Nosher. Su versión está impregnada de una mezcla de especias sefardíes que es un maridaje perfecto para el manjar del mar que es popular en la cocina mediterránea.

Los platos principales más grandes incluyen pollo frito yemenita, inspirado en una visita a Nashville. Recreó el alimento básico del sur, en salmuera y rebozado con harina de garbanzo y servido con una salsa picante zhug. El pollo se ha convertido en el segundo plato más popular de Simcha & rsquos, solo detrás del hummus, según Shemtov.

Shemtov le da crédito a su padre chef por enseñarle sus habilidades en el negocio de alimentos y a su madre, una trabajadora social, por impartir sus habilidades con las personas. En estos días, las tornas han cambiado y los padres de Shemtov & rsquos disfrutan de las comidas en el restaurante de la ciudad natal de su hijo & rsquos. Y, reveló Shemtov, su padre ahora es fanático de su pulpo.


¿Te encanta la comida judía? ¡Suscríbase a nuestro boletín de recetas de Nosher!

Durante casi una década, el chef Avi Shemtov ha sido un pionero en la escena gastronómica de Boston y los rsquos. En 2010, lanzó The Chubby Chickpea, uno de los primeros camiones de comida en la ciudad, que sirve comida callejera al estilo israelí, desde falafel y pollo shwarma hasta papas fritas con garbanzos. Hace dos años, lanzó Tapped Beer Trucks, la primera flota móvil de artesanías y vinos locales del área y rsquos.

Pero Shemtov, de 34 años, ha soñado durante mucho tiempo con abrir un restaurante de servicio completo para ofrecer a los comensales del área de Boston un toque contemporáneo de platos sefardíes e israelíes inspirados en sus raíces turco-israelíes. Durante los últimos años, Shemtov se ha estado preparando para el momento, perfeccionando su concepto de restaurante en los pop-ups que atraen a una diversa gama de comensales a sus eventos con entradas agotadas.

Y ahora, finalmente, llega el restaurante de servicio completo Simcha, Shemtov & rsquos que abrió en marzo en la ciudad natal de Shemtov & rsquos, Sharon, un suburbio a unas 20 millas al sur de Boston.

Con sus aromáticos platos sefardíes de Israel, Turquía, África del Norte y la Península Ibérica, Shemtov espera compartir la historia del viaje global del pueblo israelí y las formas en que este viaje de siglos ha influido en su comida, dijo Shemtov al Nosher en una conversación telefónica.

Simcha, que significa alegría y celebración en hebreo, también lleva el nombre de la abuela paterna de Shemtov & rsquos. En 1949, sus abuelos huyeron de la persecución en su Turquía natal y se reubicaron en Israel, donde su abuelo abrió un puesto de verduras en el famoso mercado Mahane Yehuda en Jerusalén. Cuando su padre, nacido en Israel, emigró a los Estados Unidos cuando era joven, avanzó a toda máquina en el negocio de los restaurantes.

El aprecio de Shemtov & rsquos por la comida tradicional sefardí e israelí se remonta a su infancia. "Comimos lo que los otros niños no comieron, ensalada de berenjena y hummus, cordero estofado, huevos en salsa de tomate, que ahora sabemos que es shakshuka", dijo.

Con el objetivo de un ambiente cómodo y acogedor, el Simcha de 38 asientos y 1,200 pies cuadrados sirve cenas de martes a sábado y un brunch los domingos. El bar para ocho personas incluye cerveza artesanal local y ofrece un menú de degustación. Shemtov también produce pita casera, hecha con una mezcla de harinas blancas y de trigo integral y horneada en un horno de leña Simcha & rsquos de 900 grados hecho a medida.

¿Qué & rsquos en el menú? Los platos pequeños incluyen varias variedades de hummus, incluido uno hecho con frijoles cultivados en Maine y tahini, y otro hecho con frijoles blancos y tocino. También encontrará zanahorias marroquíes carbonizadas servidas con jarabe de azahar y poutine de costilla corta, una polenta cremosa de garbanzos con costilla corta salsa y queso feta búlgaro.

Y luego está la ensalada de pulpo, que se sirve con zhug verde, la salsa picante tradicional yemenita y verduras en escabeche. Shemtov desarrolló un gusto por el pulpo en un restaurante mediterráneo del área de Boston, le dijo a Nosher. Su versión está impregnada de una mezcla de especias sefardíes que es un maridaje perfecto para el manjar del mar que es popular en la cocina mediterránea.

Los platos principales más grandes incluyen pollo frito yemenita, inspirado en una visita a Nashville. Recreó el alimento básico del sur, en salmuera y rebozado con harina de garbanzo y servido con una salsa picante zhug. El pollo se ha convertido en el segundo plato más popular de Simcha & rsquos, solo detrás del hummus, según Shemtov.

Shemtov le da crédito a su padre chef por enseñarle sus habilidades en el negocio de alimentos y a su madre, una trabajadora social, por impartir sus habilidades con las personas. En estos días, las tornas han cambiado y los padres de Shemtov & rsquos disfrutan de las comidas en el restaurante de la ciudad natal de su hijo & rsquos. Y, reveló Shemtov, su padre ahora es fanático de su pulpo.


¿Te encanta la comida judía? ¡Suscríbase a nuestro boletín de recetas de Nosher!

Durante casi una década, el chef Avi Shemtov ha sido un pionero en la escena gastronómica de Boston y los rsquos. En 2010, lanzó The Chubby Chickpea, uno de los primeros camiones de comida en la ciudad, que sirve comida callejera al estilo israelí, desde falafel y pollo shwarma hasta papas fritas con garbanzos. Hace dos años, lanzó Tapped Beer Trucks, la primera flota móvil de artesanías y vinos locales del área y rsquos.

Pero Shemtov, de 34 años, ha soñado durante mucho tiempo con abrir un restaurante de servicio completo para ofrecer a los comensales del área de Boston un toque contemporáneo de platos sefardíes e israelíes inspirados en sus raíces turco-israelíes. Durante los últimos años, Shemtov se ha estado preparando para el momento, perfeccionando su concepto de restaurante en los pop-ups que atraen a una diversa gama de comensales a sus eventos con entradas agotadas.

Y ahora, finalmente, llega el restaurante de servicio completo Simcha, Shemtov & rsquos que abrió en marzo en la ciudad natal de Shemtov & rsquos, Sharon, un suburbio a unas 20 millas al sur de Boston.

Con sus aromáticos platos sefardíes de Israel, Turquía, África del Norte y la Península Ibérica, Shemtov espera compartir la historia del viaje global del pueblo israelí y las formas en que este viaje de siglos ha influido en su comida, dijo Shemtov al Nosher en una conversación telefónica.

Simcha, que significa alegría y celebración en hebreo, también lleva el nombre de la abuela paterna de Shemtov & rsquos. En 1949, sus abuelos huyeron de la persecución en su Turquía natal y se reubicaron en Israel, donde su abuelo abrió un puesto de verduras en el famoso mercado Mahane Yehuda en Jerusalén. Cuando su padre, nacido en Israel, emigró a los Estados Unidos cuando era joven, entró a toda máquina en el negocio de los restaurantes.

El aprecio de Shemtov & rsquos por la comida tradicional sefardí e israelí se remonta a su infancia. "Comimos lo que los otros niños no comieron, ensalada de berenjena y hummus, cordero estofado, huevos en salsa de tomate, que ahora sabemos que es shakshuka", dijo.

Con el objetivo de un ambiente cómodo y acogedor, el Simcha de 38 asientos y 1,200 pies cuadrados sirve cenas de martes a sábado y un brunch los domingos. El bar para ocho personas incluye cerveza artesanal local y ofrece un menú de degustación. Shemtov también produce pita casera, hecha con una mezcla de harinas blancas y de trigo integral y horneada en un horno de leña Simcha & rsquos de 900 grados hecho a medida.

¿Qué & rsquos en el menú? Los platos pequeños incluyen varias variedades de hummus, incluido uno hecho con frijoles cultivados en Maine y tahini, y otro hecho con frijoles blancos y tocino. También encontrará zanahorias marroquíes carbonizadas servidas con jarabe de azahar y poutine de costilla corta, una polenta cremosa de garbanzos con costilla corta. salsa y queso feta búlgaro.

Y luego está la ensalada de pulpo, que se sirve con zhug verde, la salsa picante tradicional yemenita y verduras en escabeche. Shemtov desarrolló un gusto por el pulpo en un restaurante mediterráneo del área de Boston, le dijo a Nosher. Su versión está impregnada de una mezcla de especias sefardíes que es un maridaje perfecto para el manjar del mar que es popular en la cocina mediterránea.

Los platos principales más grandes incluyen pollo frito yemenita, inspirado en una visita a Nashville. Recreó el alimento básico del sur, en salmuera y rebozado con harina de garbanzo y servido con una salsa picante zhug. El pollo se ha convertido en el segundo plato más popular de Simcha & rsquos, solo detrás del hummus, según Shemtov.

Shemtov le da crédito a su padre chef por enseñarle sus habilidades en el negocio de alimentos y a su madre, una trabajadora social, por impartir sus habilidades con las personas. En estos días, las tornas han cambiado y los padres de Shemtov & rsquos disfrutan de las comidas en el restaurante de la ciudad natal de su hijo & rsquos. Y, reveló Shemtov, su padre ahora es fanático de su pulpo.


¿Te encanta la comida judía? ¡Suscríbase a nuestro boletín de recetas de Nosher!

Durante casi una década, el chef Avi Shemtov ha sido un pionero en la escena gastronómica de Boston y los rsquos. En 2010, lanzó The Chubby Chickpea, uno de los primeros camiones de comida en la ciudad, que sirve comida callejera al estilo israelí, desde falafel y pollo shwarma hasta papas fritas con garbanzos. Hace dos años, lanzó Tapped Beer Trucks, la primera flota móvil de artesanías y vinos locales del área y rsquos.

Pero Shemtov, de 34 años, ha soñado durante mucho tiempo con abrir un restaurante de servicio completo para ofrecer a los comensales del área de Boston un toque contemporáneo de platos sefardíes e israelíes inspirados en sus raíces turco-israelíes. Durante los últimos años, Shemtov se ha estado preparando para el momento, perfeccionando su concepto de restaurante en los pop-ups que atraen a una diversa gama de comensales a sus eventos con entradas agotadas.

Y ahora, finalmente, llega el restaurante de servicio completo Simcha, Shemtov & rsquos que abrió en marzo en la ciudad natal de Shemtov & rsquos, Sharon, un suburbio a unas 20 millas al sur de Boston.

Con sus aromáticos platos sefardíes de Israel, Turquía, África del Norte y la Península Ibérica, Shemtov espera compartir la historia del viaje global del pueblo israelí y las formas en que este viaje de siglos ha influido en su comida, dijo Shemtov al Nosher en una conversación telefónica.

Simcha, que significa alegría y celebración en hebreo, también lleva el nombre de la abuela paterna de Shemtov & rsquos. En 1949, sus abuelos huyeron de la persecución en su Turquía natal y se reubicaron en Israel, donde su abuelo abrió un puesto de verduras en el famoso mercado Mahane Yehuda en Jerusalén. Cuando su padre, nacido en Israel, emigró a los Estados Unidos cuando era joven, avanzó a toda máquina en el negocio de los restaurantes.

El aprecio de Shemtov & rsquos por la comida tradicional sefardí e israelí se remonta a su infancia. "Comimos lo que los otros niños no comieron, ensalada de berenjena y hummus, cordero estofado, huevos en salsa de tomate, que ahora sabemos que es shakshuka", dijo.

Con el objetivo de un ambiente cómodo y acogedor, el Simcha de 38 asientos y 1,200 pies cuadrados sirve cenas de martes a sábado y un brunch los domingos. El bar para ocho personas incluye cerveza artesanal local y ofrece un menú de degustación. Shemtov también produce pita casera, hecha con una mezcla de harinas de trigo blanco e integral y horneada en un horno de leña Simcha & rsquos de 900 grados hecho a medida.

¿Qué & rsquos en el menú? Los platos pequeños incluyen varias variedades de hummus, incluido uno hecho con frijoles cultivados en Maine y tahini, y otro hecho con frijoles blancos y tocino. También encontrará zanahorias marroquíes carbonizadas servidas con jarabe de azahar y poutine de costilla corta, una polenta cremosa de garbanzos con costilla corta. salsa y queso feta búlgaro.

Y luego está la ensalada de pulpo, que se sirve con zhug verde, la salsa picante tradicional yemenita y verduras en escabeche. Shemtov desarrolló un gusto por el pulpo en un restaurante mediterráneo del área de Boston, le dijo a Nosher. Su versión está impregnada de una mezcla de especias sefardíes que es un maridaje perfecto para el manjar del mar que es popular en la cocina mediterránea.

Los platos principales más grandes incluyen pollo frito yemenita, inspirado en una visita a Nashville. Recreó el alimento básico del sur, en salmuera y rebozado con harina de garbanzo y servido con una salsa picante zhug. El pollo se ha convertido en el segundo plato más popular de Simcha & rsquos, solo detrás del hummus, según Shemtov.

Shemtov le da crédito a su padre chef por enseñarle sus habilidades en el negocio de alimentos y a su madre, una trabajadora social, por impartir sus habilidades con las personas. En estos días, las tornas han cambiado y los padres de Shemtov & rsquos disfrutan de las comidas en el restaurante de la ciudad natal de su hijo & rsquos. Y, reveló Shemtov, su padre ahora es fanático de su pulpo.


¿Te encanta la comida judía? ¡Suscríbase a nuestro boletín de recetas de Nosher!

Durante casi una década, el chef Avi Shemtov ha sido un pionero en la escena gastronómica de Boston y los rsquos. En 2010, lanzó The Chubby Chickpea, uno de los primeros camiones de comida en la ciudad, que sirve comida callejera al estilo israelí, desde falafel y pollo shwarma hasta papas fritas con garbanzos. Hace dos años, lanzó Tapped Beer Trucks, la primera flota móvil de artesanías y vinos locales del área.

Pero Shemtov, de 34 años, ha soñado durante mucho tiempo con abrir un restaurante de servicio completo para ofrecer a los comensales del área de Boston un toque contemporáneo de platos sefardíes e israelíes inspirados en sus raíces turco-israelíes. Durante los últimos años, Shemtov se ha estado preparando para el momento, perfeccionando su concepto de restaurante en los pop-ups que atraen a una diversa gama de comensales a sus eventos con entradas agotadas.

Y ahora, finalmente, llega el restaurante de servicio completo Simcha, Shemtov & rsquos que abrió en marzo en la ciudad natal de Shemtov & rsquos, Sharon, un suburbio a unas 20 millas al sur de Boston.

Con sus aromáticos platos sefardíes de Israel, Turquía, África del Norte y la Península Ibérica, Shemtov espera compartir la historia del viaje global del pueblo israelí y las formas en que este viaje de siglos ha influido en su comida, dijo Shemtov al Nosher en una conversación telefónica.

Simcha, que significa alegría y celebración en hebreo, también lleva el nombre de la abuela paterna de Shemtov & rsquos. En 1949, sus abuelos huyeron de la persecución en su Turquía natal y se reubicaron en Israel, donde su abuelo abrió un puesto de verduras en el famoso mercado Mahane Yehuda en Jerusalén. Cuando su padre, nacido en Israel, emigró a los Estados Unidos cuando era joven, avanzó a toda máquina en el negocio de los restaurantes.

El aprecio de Shemtov & rsquos por la comida tradicional sefardí e israelí se remonta a su infancia. "Comimos lo que los otros niños no comieron, ensalada de berenjena y hummus, cordero estofado, huevos en salsa de tomate, que ahora sabemos que es shakshuka", dijo.

Con el objetivo de un ambiente cómodo y acogedor, el Simcha de 38 asientos y 1,200 pies cuadrados sirve cenas de martes a sábado y un brunch los domingos. El bar para ocho personas incluye cerveza artesanal local y ofrece un menú de degustación. Shemtov también produce pita casera, hecha con una mezcla de harinas blancas y de trigo integral y horneada en un horno de leña Simcha & rsquos de 900 grados hecho a medida.

¿Qué & rsquos en el menú? Los platos pequeños incluyen varias variedades de hummus, incluido uno hecho con frijoles cultivados en Maine y tahini, y otro hecho con frijoles blancos y tocino. También encontrará zanahorias marroquíes carbonizadas servidas con jarabe de azahar y poutine de costilla corta, una polenta cremosa de garbanzos con costilla corta. salsa y queso feta búlgaro.

Y luego está la ensalada de pulpo, que se sirve con zhug verde, la salsa picante tradicional yemenita y verduras en escabeche. Shemtov desarrolló un gusto por el pulpo en un restaurante mediterráneo del área de Boston, le dijo a Nosher. Su versión está impregnada de una mezcla de especias sefardíes que es un maridaje perfecto para el manjar del mar que es popular en la cocina mediterránea.

Los platos principales más grandes incluyen pollo frito yemenita, inspirado en una visita a Nashville. Recreó el alimento básico del sur, en salmuera y rebozado con harina de garbanzo y servido con una salsa picante zhug. El pollo se ha convertido en el segundo plato más popular de Simcha & rsquos, solo detrás del hummus, según Shemtov.

Shemtov le da crédito a su padre chef por enseñarle sus habilidades en el negocio de alimentos y a su madre, una trabajadora social, por impartir sus habilidades con las personas. En estos días, las tornas han cambiado y los padres de Shemtov & rsquos disfrutan de las comidas en el restaurante de la ciudad natal de su hijo & rsquos. Y, reveló Shemtov, su padre ahora es fanático de su pulpo.


¿Te encanta la comida judía? ¡Suscríbase a nuestro boletín de recetas de Nosher!

Durante casi una década, el chef Avi Shemtov ha sido un pionero en la escena gastronómica de Boston y los rsquos. En 2010, lanzó The Chubby Chickpea, uno de los primeros camiones de comida en la ciudad, que sirve comida callejera al estilo israelí, desde falafel y pollo shwarma hasta papas fritas con garbanzos. Hace dos años, lanzó Tapped Beer Trucks, la primera flota móvil de artesanías y vinos locales del área y rsquos.

Pero Shemtov, de 34 años, ha soñado durante mucho tiempo con abrir un restaurante de servicio completo para ofrecer a los comensales del área de Boston un toque contemporáneo de platos sefardíes e israelíes inspirados en sus raíces turco-israelíes. Durante los últimos años, Shemtov se ha estado preparando para el momento, perfeccionando su concepto de restaurante en los pop-ups que atraen a una diversa gama de comensales a sus eventos con entradas agotadas.

Y ahora, finalmente, llega el restaurante de servicio completo Simcha, Shemtov & rsquos que abrió en marzo en la ciudad natal de Shemtov & rsquos, Sharon, un suburbio a unas 20 millas al sur de Boston.

Con sus aromáticos platos sefardíes de Israel, Turquía, África del Norte y la Península Ibérica, Shemtov espera compartir la historia del viaje global del pueblo israelí y las formas en que este viaje de siglos ha influido en su comida, dijo Shemtov al Nosher en una conversación telefónica.

Simcha, que significa alegría y celebración en hebreo, también lleva el nombre de la abuela paterna de Shemtov & rsquos. En 1949, sus abuelos huyeron de la persecución en su Turquía natal y se reubicaron en Israel, donde su abuelo abrió un puesto de verduras en el famoso mercado Mahane Yehuda en Jerusalén. Cuando su padre, nacido en Israel, emigró a los Estados Unidos cuando era joven, avanzó a toda máquina en el negocio de los restaurantes.

El aprecio de Shemtov & rsquos por la comida tradicional sefardí e israelí se remonta a su infancia. "Comimos lo que los otros niños no comieron, ensalada de berenjena y hummus, cordero estofado, huevos en salsa de tomate, que ahora sabemos que es shakshuka", dijo.

Con el objetivo de un ambiente cómodo y acogedor, el Simcha de 38 asientos y 1,200 pies cuadrados sirve cenas de martes a sábado y un brunch los domingos. El bar para ocho personas incluye cerveza artesanal local y ofrece un menú de degustación. Shemtov también produce pita casera, hecha con una mezcla de harinas de trigo blanco e integral y horneada en un horno de leña Simcha & rsquos de 900 grados hecho a medida.

¿Qué & rsquos en el menú? Los platos pequeños incluyen varias variedades de hummus, incluido uno hecho con frijoles cultivados en Maine y tahini, y otro hecho con frijoles blancos y tocino. También encontrará zanahorias marroquíes carbonizadas servidas con jarabe de azahar y poutine de costilla corta, una polenta cremosa de garbanzos con costilla corta. salsa y queso feta búlgaro.

Y luego está la ensalada de pulpo, que se sirve con zhug verde, la salsa picante tradicional yemenita y verduras en escabeche. Shemtov desarrolló un gusto por el pulpo en un restaurante mediterráneo del área de Boston, le dijo a Nosher. Su versión está impregnada de una mezcla de especias sefardíes que es un maridaje perfecto para el manjar del mar que es popular en la cocina mediterránea.

Los platos principales más grandes incluyen pollo frito yemenita, inspirado en una visita a Nashville. Recreó el alimento básico del sur, en salmuera y rebozado con harina de garbanzo y servido con una salsa picante zhug. El pollo se ha convertido en el segundo plato más popular de Simcha & rsquos, solo detrás del hummus, según Shemtov.

Shemtov le da crédito a su padre chef por enseñarle sus habilidades en el negocio de alimentos y a su madre, una trabajadora social, por impartir sus habilidades con las personas. En estos días, las tornas han cambiado y los padres de Shemtov & rsquos disfrutan de las comidas en el restaurante de la ciudad natal de su hijo & rsquos. Y, reveló Shemtov, su padre ahora es fanático de su pulpo.


¿Te encanta la comida judía? ¡Suscríbase a nuestro boletín de recetas de Nosher!

Durante casi una década, el chef Avi Shemtov ha sido un pionero en la escena gastronómica de Boston y los rsquos. En 2010, lanzó The Chubby Chickpea, uno de los primeros camiones de comida en la ciudad, que sirve comida callejera al estilo israelí, desde falafel y shwarma de pollo hasta papas fritas con garbanzos. Two years ago, he launched Tapped Beer Trucks, the area&rsquos first mobile local craft and wine fleet.

But the 34-year-old Shemtov has long dreamed of opening a full-service restaurant to offer Boston area diners a contemporary twist on Sephardic and Israeli dishes inspired by his Turkish-Israeli roots. For the last few years, Shemtov has been preparing for the moment, honing his restaurant concept at pop-ups that attracted a diverse array of diners to his sold-out events.

And now, finally, comes Simcha, Shemtov&rsquos full-service restaurant that opened in March in Shemtov&rsquos hometown of Sharon, a suburb about 20 miles south of Boston.

With its aromatic Sephardic dishes from Israel, Turkey, North Africa, and the Iberian Peninsula, Shemtov hopes to share the story of the global journey of the Israeli people and the ways this centuries-long journey has influenced its food, Shemtov told the Nosher in a phone conversation.

Simcha, which means joy and celebration in Hebrew, is also named after Shemtov&rsquos paternal grandmother. In 1949, his grandparents fled persecution in their native Turkey and resettled in Israel, where his grandfather started a vegetable stall in the famous Mahane Yehuda market in Jerusalem. When his Israeli-born father immigrated as a young man to the U.S., he went full steam ahead into the restaurant business.

Shemtov&rsquos appreciation for traditional Sephardic and Israeli food goes back to his childhood. &ldquoWe ate what the other kids didn&rsquot eat, eggplant salad and hummus, braised lamb, eggs in tomato sauce, that we now know is shakshuka,&rdquo he said.

Aiming for a comfortable, welcoming vibe, the 38-seat, 1,200 square foot Simcha serves dinner Tuesday through Saturday and a Sunday brunch. The eight-person bar includes local craft beer and offers a tasting menu. Shemtov also turns out house-made pita, made with a blend of white and whole wheat flours and baked in Simcha&rsquos 900-degree custom-built wood fire oven.

What&rsquos on the menu? Small plates include several varieties of hummus, including one made with Maine-grown beans and tahini, and another made from white beans and bacon you&rsquoll also find charred Moroccan carrots served with orange blossom syrup and short rib poutine, a creamy chickpea polenta with short rib gravy and Bulgarian feta cheese.

And then there&rsquos the octopus salad, which is served with green zhug, the traditional Yemenite hot sauce, and pickled vegetables. Shemtov developed a taste for octopus at a Boston area Mediterranean restaurant, he told the Nosher. His version is infused with a blend of Sephardic spices that is a perfect pairing for the seafood delicacy that is popular in Mediterranean cuisine.

Larger entrees include Yemenite fried chicken, inspired by a visit to Nashville. He recreated the southern staple, brined and battered with chickpea flour and served with a spicy zhug sauce. The chicken has become Simcha&rsquos second most popular dish, only behind hummus, according to Shemtov.

Shemtov credits his chef father for teaching him his food business skills and his mother, a social worker, for imparting her people skills. These days, the tables have turned and Shemtov&rsquos parents enjoy meals at their son&rsquos hometown restaurant. And, Shemtov revealed, his dad is now a fan of his octopus.


Love Jewish food? Sign up for our Nosher recipe newsletter!

For nearly a decade, Chef Avi Shemtov has been a pioneer in Boston&rsquos food scene. In 2010, he rolled out The Chubby Chickpea, one of the first food trucks in the city, serving up Israeli-style street food, from falafel and chicken shwarma to chickpea fries. Two years ago, he launched Tapped Beer Trucks, the area&rsquos first mobile local craft and wine fleet.

But the 34-year-old Shemtov has long dreamed of opening a full-service restaurant to offer Boston area diners a contemporary twist on Sephardic and Israeli dishes inspired by his Turkish-Israeli roots. For the last few years, Shemtov has been preparing for the moment, honing his restaurant concept at pop-ups that attracted a diverse array of diners to his sold-out events.

And now, finally, comes Simcha, Shemtov&rsquos full-service restaurant that opened in March in Shemtov&rsquos hometown of Sharon, a suburb about 20 miles south of Boston.

With its aromatic Sephardic dishes from Israel, Turkey, North Africa, and the Iberian Peninsula, Shemtov hopes to share the story of the global journey of the Israeli people and the ways this centuries-long journey has influenced its food, Shemtov told the Nosher in a phone conversation.

Simcha, which means joy and celebration in Hebrew, is also named after Shemtov&rsquos paternal grandmother. In 1949, his grandparents fled persecution in their native Turkey and resettled in Israel, where his grandfather started a vegetable stall in the famous Mahane Yehuda market in Jerusalem. When his Israeli-born father immigrated as a young man to the U.S., he went full steam ahead into the restaurant business.

Shemtov&rsquos appreciation for traditional Sephardic and Israeli food goes back to his childhood. &ldquoWe ate what the other kids didn&rsquot eat, eggplant salad and hummus, braised lamb, eggs in tomato sauce, that we now know is shakshuka,&rdquo he said.

Aiming for a comfortable, welcoming vibe, the 38-seat, 1,200 square foot Simcha serves dinner Tuesday through Saturday and a Sunday brunch. The eight-person bar includes local craft beer and offers a tasting menu. Shemtov also turns out house-made pita, made with a blend of white and whole wheat flours and baked in Simcha&rsquos 900-degree custom-built wood fire oven.

What&rsquos on the menu? Small plates include several varieties of hummus, including one made with Maine-grown beans and tahini, and another made from white beans and bacon you&rsquoll also find charred Moroccan carrots served with orange blossom syrup and short rib poutine, a creamy chickpea polenta with short rib gravy and Bulgarian feta cheese.

And then there&rsquos the octopus salad, which is served with green zhug, the traditional Yemenite hot sauce, and pickled vegetables. Shemtov developed a taste for octopus at a Boston area Mediterranean restaurant, he told the Nosher. His version is infused with a blend of Sephardic spices that is a perfect pairing for the seafood delicacy that is popular in Mediterranean cuisine.

Larger entrees include Yemenite fried chicken, inspired by a visit to Nashville. He recreated the southern staple, brined and battered with chickpea flour and served with a spicy zhug sauce. The chicken has become Simcha&rsquos second most popular dish, only behind hummus, according to Shemtov.

Shemtov credits his chef father for teaching him his food business skills and his mother, a social worker, for imparting her people skills. These days, the tables have turned and Shemtov&rsquos parents enjoy meals at their son&rsquos hometown restaurant. And, Shemtov revealed, his dad is now a fan of his octopus.


Love Jewish food? Sign up for our Nosher recipe newsletter!

For nearly a decade, Chef Avi Shemtov has been a pioneer in Boston&rsquos food scene. In 2010, he rolled out The Chubby Chickpea, one of the first food trucks in the city, serving up Israeli-style street food, from falafel and chicken shwarma to chickpea fries. Two years ago, he launched Tapped Beer Trucks, the area&rsquos first mobile local craft and wine fleet.

But the 34-year-old Shemtov has long dreamed of opening a full-service restaurant to offer Boston area diners a contemporary twist on Sephardic and Israeli dishes inspired by his Turkish-Israeli roots. For the last few years, Shemtov has been preparing for the moment, honing his restaurant concept at pop-ups that attracted a diverse array of diners to his sold-out events.

And now, finally, comes Simcha, Shemtov&rsquos full-service restaurant that opened in March in Shemtov&rsquos hometown of Sharon, a suburb about 20 miles south of Boston.

With its aromatic Sephardic dishes from Israel, Turkey, North Africa, and the Iberian Peninsula, Shemtov hopes to share the story of the global journey of the Israeli people and the ways this centuries-long journey has influenced its food, Shemtov told the Nosher in a phone conversation.

Simcha, which means joy and celebration in Hebrew, is also named after Shemtov&rsquos paternal grandmother. In 1949, his grandparents fled persecution in their native Turkey and resettled in Israel, where his grandfather started a vegetable stall in the famous Mahane Yehuda market in Jerusalem. When his Israeli-born father immigrated as a young man to the U.S., he went full steam ahead into the restaurant business.

Shemtov&rsquos appreciation for traditional Sephardic and Israeli food goes back to his childhood. &ldquoWe ate what the other kids didn&rsquot eat, eggplant salad and hummus, braised lamb, eggs in tomato sauce, that we now know is shakshuka,&rdquo he said.

Aiming for a comfortable, welcoming vibe, the 38-seat, 1,200 square foot Simcha serves dinner Tuesday through Saturday and a Sunday brunch. The eight-person bar includes local craft beer and offers a tasting menu. Shemtov also turns out house-made pita, made with a blend of white and whole wheat flours and baked in Simcha&rsquos 900-degree custom-built wood fire oven.

What&rsquos on the menu? Small plates include several varieties of hummus, including one made with Maine-grown beans and tahini, and another made from white beans and bacon you&rsquoll also find charred Moroccan carrots served with orange blossom syrup and short rib poutine, a creamy chickpea polenta with short rib gravy and Bulgarian feta cheese.

And then there&rsquos the octopus salad, which is served with green zhug, the traditional Yemenite hot sauce, and pickled vegetables. Shemtov developed a taste for octopus at a Boston area Mediterranean restaurant, he told the Nosher. His version is infused with a blend of Sephardic spices that is a perfect pairing for the seafood delicacy that is popular in Mediterranean cuisine.

Larger entrees include Yemenite fried chicken, inspired by a visit to Nashville. He recreated the southern staple, brined and battered with chickpea flour and served with a spicy zhug sauce. The chicken has become Simcha&rsquos second most popular dish, only behind hummus, according to Shemtov.

Shemtov credits his chef father for teaching him his food business skills and his mother, a social worker, for imparting her people skills. These days, the tables have turned and Shemtov&rsquos parents enjoy meals at their son&rsquos hometown restaurant. And, Shemtov revealed, his dad is now a fan of his octopus.